, archivado en Skins ,

Aunque vista disfraz, Skins es depresiva. En la forma y en el fondo. Ya lo escribimos: “Esta rompedora serie inglesa es una tragedia disfrazada de comedia. A pesar de su apariencia vitalista y cañera, de las fiestas y del desfase sin límites, Skins es una de las series más tristes que uno pueda contemplar. La promiscuidad esconde la falta de amor, las drogas atajan una salida al hastío vital y el grupo de amigos es una excusa para no escuchar el llanto de la soledad”. Como ocurría con la primera generación, ahora llega el momento de pagar la factura y asumir que los actos tienen consecuencias. 

(A partir de aquí, espoilers de la cuarta temporada)
La cuenta más cara la paga el personaje de Effy. Se agotó la poesía. Fin del recreo, muchacha. Tras la máscara de femme-fatale se escondía una niña pija incapaz de crecer, vencida por la vida; el misterio azul de su mirada no era más que un furtivo antídoto contra la psicosis. Lo que contrasta con Cook. Ha madurado y, casi por sorpresa, se le acaba cogiendo mucho cariño. Junto con Naomi (“la catalizadora”, como ha escrito Jaina en este brillante análisis), Cook ha sido el pilar de esta temporada. No solo por la importancia de ambos en la trama, sino por la complejidad y hondura de sus caracteres.

Ambos comparten mucho de héroe trágico, de eterno imposible, como expresan en esa escena, del 4.3., una de las más bellas de la temporada. El monstruo de Mary Shelley se lamentaba: “Soy malo porque sufro”. Así es Cook: un Frankenstein de discoteca y cama rápida que se humaniza cuando, por fin, se reconcilia consigo mismo y se perdona. Es entonces cuando deja de doler la vida.

Pero Skins, como decíamos, también es depresiva en la forma: puede mudar de la alegría a la tristeza, de lo poético a lo soez con la facilidad de un impulso. Ahí radica su encanto y su respiración vital, en su infinita y sugerente libertad de estilo. Sin embargo, la montaña rusa emocional ha acabado infectando no solo a la estética, sino también a la estructura dramática. El mayor problema de Skins ha sido el equilibrio. Cada línea argumental ha hecho la guerra por su cuenta; ha sido una generación difusa, sin centro de gravedad, impresionista a ratos: Panda desaparecida, JJ disminuido, Thomas irrelevante… De los ocho capítulos, la mitad han sido flojitos. ¿Presagios? Sí. Quizá por eso el cierre ha resultado tan fallido. Gratuito. Apresurado. Ortopédico. Efectista. El asesinato de Freddie fue un recurso facilón, sacado de la manga. Propio de Lost. Eso sí, resuelto visualmente con elegancia y fuerza: 

¿Que hay psiquiatras que están p’allá? No lo dudo. La clave reside en que justifiquen esa personalidad visualmente. Facilitar alguna pista, sembrar un detalle, trabajar la credibilidad dramática, bla, bla. ¡¡Algo!! Oiga, que yo también canto Phil Collins cuando estoy solo en la ducha ¡¡y no voy bateando la cabeza de mis alumnos de primero!! Y, hombre, Freddie está fortote y atlético como para dejarse vencer así de fácil por un cuarentón… En fin. La salida buena casi nunca es la de emergencia.

Por eso esta temporada de Skins se ha revelado como la más débil, la más barata. Ha resultado muy irregular y el trazo grueso ha acaparado muchas líneas. Por supuesto que ha habido momentos sublimes con Cook (hasta en la escena final brilla), Naomi o Katie, la gran revelación de este año. Pero demasiadas acciones de Thomas, Effy, JJ o el propio Freddie han sido irrelevantes, poco creíbles o, directamente, bobas.

Tras la música fascinante, el montaje alucinado, la melancolía de la imagen o los atrevimientos formales, Skins exhibía, ante todo, un guión excelente. Esta vez se ha devaluado. Y ni siquiera su esteticismo ha logrado mantener el precio. Al parecer, la factura de Skins no la han pagado solo los personajes.

14 Comentarios

  1. satrian

    Sobre los dos capítulos finales si me gusta la ejecución y las consecuencias que provoca el penúltimo pero la escena en sí con un malo creado en un solo capítulo me sigue dando la impresión de sacado de la manga, con haberlo sacado en el capítulo anterior y dar una pista como la del baile hubiera bastado, me gustó más la tercera temporada que esta cuarta.

    Responder
  2. Jaina

    Nahum, Michael? Igual te estás refieriendo a Thomas :)Esa escena entre Cook y Naomi es simplemente sublime aunque aún recuerdo la cara desencajada que se me quedó cuando vi sólo el beso justo después del tristísimo 4×02 jeje! No puedo añadir mucho más a los que has dicho porque coincidimos en todo 🙂 Cook y Naomi (mi favorita junto a Cassie de todo Skins) sujetan esta generación, además, el Cookie me ha ganado para siempre. Y Katie Fucking Fitch. A ver cómo arreglan lo del doctorcito en la peli, que contenta me dejaron con eso ¬¬Muchas gracias por la cita 🙂

    Responder
  3. Prax

    ¿Quién es Michael? ¿Thomas?Soy de los pocos que piensan que el final es redondo y un homenaje a Cook que además casa perfectamente con eso que comentas de que por fin se perdona a sí mismo (I´m a fucking waste of space, useless, criminal…), me dio la impresión de que la escena estaba escrita para el personaje desde que este se creo. Sobre la muerte de Freddie, está claro que es un giro rocambolesco y sacado de la manga, para mi lo importante es que Freddie ha muerto, las motivaciones del doctorcito me dan igual, el caso es que ese hecho ha desencadenado en el magnífico cierre de Cook. Un saludo.

    Responder
  4. Nahum

    SATRIAN: A mí también me gustó mucho más la tercera. En ejecución siempre son brillante, pero (más allá de la escena de Freddie) ha sido una temporada muy deslavazada. JAINA, PRAX: Eso digo yo. ¡¡Quién demonios es Michael!! Lo peor es que en un escrito anterior sobre la serie me pasó algo parecido… y también me lo advirtió Jaina. ¡El alzheimer, que me empieza a llegar con tanto trabajo!Ya lo he cambiado. Muchas gracias.

    Responder
  5. Hache

    Las dos primeras temporadas de Skins me dejaron, literalmente, sin palabras. No me entraba en la cabeza una factura tan brillante en un formato tan, a priori, frívolo. Desolación, amor y destrucción sin tapujos, pero con un enfoque humano sin que los creadores quieran hacernos ver lo listos que son. El capítulo-metáfora de Orfeo me hizo comprender que el público adolescente puede y debe ser alimentado con el mejor de los manjares. Tras eso, preferí darme un tiempo antes de meterme en la 3ª y 4ª, pues sé que no me dejarán indiferentes. Un saludo y, como siempre, enhorabuena por el blog, Hache

    Responder
  6. Eterna

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo escrito. Cuando se te olvida que tienes un capítulo nuevo para ver…mala señal. A mí me pasó eso con la última temporada de Skins.

    Responder
  7. Nahum

    HACHE: Muy buena reflexión, sobre todo por ese "no quieren hacernos ver lo listos que son". Cómo le dan carta poética lo "frívolo", como dices, es parte del gran éxito de la serie. No solo entre adolescentes. ETERNA: A mí me ha pasado más a menudo en esta última. Ha habido momentos sublimes y mucha paja, quizá más que en otros. ANÓNIMO: ¡Eres mi nuevo ídolo! No por la elegancia de tus piropos, sino porque ni siquiera has leído el anuncio de "spoilers". Y eso que está en rojo, muchacho. Uf.

    Responder
  8. salllis

    Estoy completamente de acuerdo con las primeras frases de esa entrada: Skins es una de las series de éxito más tristes que existen. Y creo que en este sentido esta temporada ha ido más allá convirtiéndose por derecho propio en la más triste de todas. Y pese a su evidente falta de coherencia grupal (cosa que no pasaba con la primera generación) considero que los capítulos buenos de esta generación han sido mejores que los de la primera. Pese a que en conjunto la otra fuese mucho mejor…Eso sí, lo de Freddie es decepcionante viniendo de estos guionistas. Y no tanto porqué no nos avisasen antes, como por la falta de coherencia interna con la serie. Una serie que si bien tenía momentos dramáticos fuertes y a veces soprendentes encajaban en el conjunto, servían para evolucionar y no pertenecían al acategoría de grand-gignol como el qué nos ocupa.

    Responder
  9. ¡Vaya Tele!

    Hola. Te escribo de parte del blog de televisión ¡Vaya Tele!. Cada semana publicamos un post titulado "Estrellas Invitadas" donde enlazamos los artículos más destacados de la blogosfera televisiva, y esta semana nos ha llamado la atención este artículo sobre 'Skins', por lo que vamos a incluirlo. Gran trabajo, un saludo. David Pastrana

    Responder
  10. AAC.

    definitivamente la primera generacion se robo nuestros corazones , era mas compacta realista y los personajes eran mucho mejores, coincido en que la disminucion de personajes como jj en el ultimo capitulo fue obvia , debio haber un capitulo 9 las cosas como quedaron no dejaron a nadie satisfecho, y el asesinato de freedie fue un giro inesperado facilon y abrupto de tipo lostiana en realidad esperaba que cook muriera , legenda verdadera hubiera sido, interesante tu analisis , nos leemos! saludos

    Responder
  11. Raquel

    a mi me parece que Effy ha sid el centro de la serie en todo momento, aunque Cook tambien tenga mucha fuerza. Effy a representado un papel tremendamente complejo al cual no le estais dando ningun valor. Creo que representa perfectamente como se encuentran los adolescentes de hoy en dia, confusos y colocados.

    Responder
  12. Matt

    Acertadas descripciones pero me ha parecido una gran temporada, aunque todo haga parecer loco, surrealista, e hilarante, no lo es. Effy personaje central de toda la serie la que se llevo todo el peso y todos parecen creer que se volvio demente de la noche a la mañana, yo lo veo como algo que estuvieron preparando a lo largo de la serie, recuerdo que en un inicio era una pequeña que no emitía una palabra y salía a drogarse y tener sexo como que se acabara el mundo a sus 14 años, con esa oscuridad y odio que expresaba en cada una de sus acciones, siempre hacía notar que algo malo pasaba con ella, desconfiada, fría con esa mascara de femme fatale, que en algún momento el hecho de \’\’entregar amor real\’\’ sentirse amada, la destruiría, aún recuerdo sus primeras palabras \’\’a veces pienso que nací al reves….ya sabes, salir de mi madre del camino equivocado, escucho palabras que van hacía atrás….\’\’ reflexionando no se me ha hecho para nada gratuito o forzado su extrema depresión, por otro lado el personaje de Freddie debía morir o desaparecer ya que solo de esta manera podría avanzar otra vez el personaje de Effy. Los demás por otro lado Cook increible, Naomy y Emily grandes momentos, y los demás relleno y del malo, como seá Excelente temporada.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  ‘Girls’ a contracorriente | Diamantes en serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *