, archivado en Cursos y conferencias ,

Relativismo y desencanto portada

He pasado los últimos dos meses sumergiéndome en las series de televisión juveniles. No es que fueran un terreno totalmente nuevo, puesto que durante años he seguido con fruición obras como Euphoria, Skins, Girls, Por trece razones o The End of the F***ing World. De hecho, algunas de estas me parecen relatos muy potentes, que he disfrutado por su sensibilidad y audacia; otras son más bien normalitas.

Sin embargo, ahora he entrado más en ese ámbito porque me pidieron impartir una sesión para un evento que organizaba el Instituto Core Curriculum de mi Universidad. Dentro de unas jornadas sobre la antropología del cuerpo que impartía -con mucha brillantez, por cierto- José Granados, a mí me pidieron una perspectiva complementaria para amenizar una de las tardes. Así que rellené mis lagunas juveniles con la divertida y brutota Sex Education, la muy tierna aunque a veces demasiado almibarada Hearstopper, la sensacionalista Élite, la exhibicionista Generati+on o la didactista Merlí, entre muchas otras. La variedad es notable y, aunque la calidad sea desigual, me ha resultado una tarea apasionante indagar más en esta generación creativa.

Mi conferencia no pretendía valorar los aciertos estéticos o dramáticos de tal o cual serie, que para eso está el formato de la crítica, sino tratar de excavar en los presupuestos antropológicos que presentan. La adolescencia siempre ha sido conflictiva, rebelde y narcisista, como manda la naturaleza humana. Por tanto, la gracia de mi exposición radicaba en detectar qué elementos novedosos emergían de todos estos relatos recientes, más desencantados y relativistas que nunca.

Para hacerse una idea de por dónde iban los tiros, aquí se puede acceder a las diapositivas de la presentación (sin los sabrosos vídeos que la acompañaban, ay). Por cuestiones de copyright no puedo subir la sesión a Youtube; es una lástima, puesto que podría espolear conversaciones intelectuales muy pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *