, archivado en Supernatural

Saber acabar una historia es muy difícil. La que se armó con Lost, por ejemplo, o las decepciones masivas con Los Soprano. Ohhh. Es que es un verdadero arte saber atar los cabos y que todo encaje. No necesariamente desde el punto de vista de la intriga, como si las piezas fueran un reloj suizo en hora, sino del sentido global: que la trama concluya y que el espectador se quede con sensación de clausura. Por eso, hay finales abiertos que sí cierran perfectamente… aunque dejan que el espectador inteligente complete los huecos y llene de contenido la elipsis. Por todas estas razones, sigo defendiendo que The Shield ofrece el mejor cierre que he visto nunca en una serie. Pero eso es otra historia de la que hablaremos en breve, que para algo creamos la etiqueta. Ahora volvamos al inicio del párrafo.

 

Saber acabar una historia es muy difícil. Y gran parte del éxito del cierre se fragua antes, en la planificación y el diseño de las tramas. Hay series que sí están planeadas y atisban su final desde el minuto uno, como ocurre con muchas ficciones británicas de dos temporadas o con la Babylon 5 que Mr. McGuffin siempre cita. Pero no es lo habitual. El sistema de producción televisivo, que tantas maravillas permite en USA gracias a la economía de mercado y a la competencia, lleva consigo un efecto perverso: si una historia tiene éxito, hay que continuarla a toda costa y exprimirla hasta desecarla. Como consecuencia, muchas ideas brillantes acaban agotándose y estirándose como un culebrón, perdiendo frescura, balbuceando o, incluso, convirtiéndose en parodia de sí mismas. De nuevo: en Lost ocurrió algo así y por eso la sexta temporada dejó un sentimiento de improvisación incluso entre los muy cafeteros. Abrieron líneas de juego sin haber planeado bien cómo cerrarlas.

 

 

Todo esto viene a cuento del regreso de Supernatural, una de las series más gozosas e imaginativas para quien esto escribe. Su creador, Eric Kripke, aseguró que solo tenía material para cinco temporadas y, en un adiós que cada vez considero más astuto, supo cerrar la historia, reabrirla, ironizar sobre la escritura y, encima, atizar un pescozón a los fans y a la cadena.

(A partir de aquí, espoilers de este año)

Ahora Sera Gamble ha sucedido a Kripke como showrunner. Gamble ha escrito algunos de los mejores capítulos de la serie (“Crossroad Blues”, “Jus in Bello”, “When the Levee Breaks”), pero ignoro si tiene los galones para reflotar la franquicia e ir roturando el camino para un final a la altura de esta gran historia. Hasta el momento, en los dos capítulos emitidos, Supernatural ha sido otra cosa. Mucho peor. Ha perdido ritmo, maneja toscamente el drama familiar, las líneas de diálogos son larguísimas e, incluso, visualmente se ha vuelto más videoclipera:

 

Pero lo más discutible ha sido el modo tan gratuito de ponerlo todo en marcha de nuevo, con Sam como si fuera un cylon y ese giro superficial para que Dean vuelva a la carretera… ¿Han sido solo dos episodios de transición para quitarse de en medio a la familia de Dean o será este el nuevo rumbo de la serie? Porque después de haberse enfrentado al mismísimo Lucifer a las puertas del Apocalipsis, poco trabajo queda por hacer. Esto, por descontado, también puede suponer un problema para la rica mitología de la serie, que no parece tener muy claro el arco argumental que seguirá.

 

Por eso, de momento, los Winchester están siendo como ese amigo del colegio que, tras el verano, volvía muy cambiado al cole y se juntaba con otros amigos. Y con el que ya nunca se volvía a enganchar. A ver si la vuelta de Castiel reabre las esperanzas, certifica que Gamble tiene un plan y consigue, de paso, que los Winchester no cambien su apellido por el de Campbell. Es un ángel; se supone que puede obrar milagros.

 

Porque esto es como con los grandes deportistas: a uno le duele ver cómo sus estrellas, inmortales, se arrastran por las pistas en las que un día reinaron. Y uno preferiría que Michael Jordan se hubiera despedido con este minuto antológico, que la última imagen de Zidane hubiera sido esta obra de arte o que Ali no hubiera bailado más tras la belleza épica de esta caída

He pasado tan buenos ratos con los Winchester que no querría verlos arrastrándose por la trama. Eso, eso no se lo perdonaría.

 

————
Cortesías (La solución elegante y Mad Men

También te puede interesar

18 Comentarios

  1. Brinstar

    Pues a mi también me da que esta etapa PK (Post-Kripke) ni Castiel la puede levantar, porque este desaguisado "Cyloniano" como muy bien has descrito y como han resuelto la vuelta al ruedo del "Team Winchester" no se la creen ni los niños que todavía creen en los Reyes magos.

    Responder
  2. Alex

    Le quitas los 30 últimos segundos a la quinta temporada (cuando aparece Sam) y tienes una serie de 10!El 6×01 no me disgustó pero ya el segundo me dejó frio completamente.

    Responder
  3. satrian

    Yo preveía el año pasado que esto iba a ocurrir, ya dije que para mí la serie finalizó la temporada pasada, esta solo la vería por si seguía entreteniéndome y por cariño hacia los personajes, pero que en cuanto dejara de convencerme se iría al descanso eterno seriéfilo y a otra cosa mariposa, los dos primeros capítulos han sido mediocres, sin ritmo y sin visos de proponer una trama atractiva, le quedan otros dos capítulos de tregua.

    Responder
  4. nuria

    De acuerdo con Alex en lo que dice de la 5ªtemporada aunque yo tenia esperanza y todavía las tengo de que esto remonte algo….El primer capitulo me dejo confusa, perdida … igual es porque cada temporada sabíamos a lo que nos enfretabamos. 1ªtemp presentación de trama y personajes, 2ª demonio de los ojos amarillos, 3º salvar a Dean del infierno, 4ª lily y la ruputura de lo sellos, 5º lucifer y el Apocalipsis … y esta sexta ni idea por donde vendrán los tiros… y como encima dicen nada es lo que parece pues no se le da algo de intriga y con las letras que se ropen en cristales (si aki ya es imaginación mia :P)…. mosca me tiene a mi el abuelo y Sam?¿?¿?¿ y con ganas de la vuelta de Castiel. Bueno yo por ahora no tiro la toalla me duele mucho hacerlo 🙂

    Responder
  5. Moltisanti

    Todavía estoy similando que me pareció la season premiere. Tanto es esto, que ni me he animado a ver el segundo. Sería una lástima ver como Supernatural, deja de ser la Supernatural que durante cinco temporadas se ganó el respeto de todos.

    Responder
  6. OsKar108

    Es la primera vez que llevo la serie a ritmo de emisión (la 3ª, 4ª y 5ª las he visto muy seguidas, a mi ritmo), y es cierto que si le quitas los últimos segundos a la season finale de la 5ª podía ser un cierre grandioso. De momento no estoy demasiado contento con la vuelta, pero esperaremos un poco más a ver, que ojalá vuelva a un nivel parecido a las temporadas anteriores.¡Saludos!

    Responder
  7. PiliHalliwell

    A mí me está decepcionando mucho pero me queda la esperanza de que a partir de ahora mejore o que al menos haya un giro que vuelva a conseguir que me atrape

    Responder
  8. Condesadedia

    ¡Mira que sois pesimistas!Lo que ocurre es que Sera ha querido darnos respuesta a uno de los grandes misterios de la serie: ¿Puede ser Sam más imbécil que en la cuarta temporada? Y la respuesta ha sido: sí, puede.Yo le voy a dejar esta temporada de tregua, pero si al final veo que me aburre, la borraré de mi ordenador y mi cabeza, y la séptima (ya se está rumoreando que la van a hacer) la va a ver Rita la Cantaora.

    Responder
  9. DENISFINDER

    Estoy completamente de acuerdo en la dificultad de saber terminar correctamente una serie y en relación con este tema y sobre si ha llegado el momento oportuno para terminar Dexter he escrito en mi blog una entrada, tras recibir el estímulo de enterarme que lo habías llegado a leer.http://denisfinder.blogspot.com/Un Saludo.

    Responder
  10. Anonymous

    No tiene nada que ver con Supernatural… pero para finales bien acabados y planificados: The West Wing

    Responder
  11. Nahum

    Bueno, bueno, amigos, parece que hay unanimidad absoluta en que este camino va mal. Yo también soy de los que le daré unos cuantos capítulos más (los amores intensos no se pueden abandonar de un día para otro) y, si la cosa no mejora, la abandonaré. Por cierto, ¡qué malos sois algunos con Sam, jeje!

    Responder
  12. Serieina_Cris

    Yo estoy igual, los dos primeros episodios no me han convencido. Lo noto todo muy forzado para volver a la dinámica de siempre. De todas, seguiré viendo a ver como va…Un saludo!

    Responder
  13. Seriálicos Anónimos

    A mi parecer, ya es una lástima…Por mucho que mejore, cosa que espero y que tras el tercer capítulo apunta maneras, tener la sensación de "¡que no me fallen, por favor!" en cada nuevo episodio considero que es ya un pequeño fracas, y tal vez el primero de muchos… A ver qué nos depara esta temporada de Supernatural… Pero, prefiero quedarme con las ganas de más que con las ganas de que lo quiten cuanto antes…S.A.

    Responder
  14. Nereida

    bueno, el capitulo de Bobby ha subido el nivel, Jensen Ackles tiene una carrera alternativa tras las cámaras en vista del resultado, me ha encantado que hayan retomado lo que Ruby le contó a Dean en la tercera temporada sobre lo que eran los demonios y lo hayan usado de esta manera! espero que sigan subiendo y no regresen a la mediocridad de la premiere, sería una pena que una serie con tantas virtudes se malograra asi!

    Responder
  15. Anonymous

    Nahum, llevo un rato buceando por tu blog y debo trasladarte mi admiración. Quizás se trata del aprecio con el que un seriéfago, como dices, reconoce a otro. Porque a mí me cuesta reconocer que Supernatural me enganchó desde la primera temporada, siendo una serie a veces tan simple, tan repetitiva, que estira demasiado los conflictos (también simples) de los Winchesters. Tampoco sabía cómo iban a seguir esta sexta temporada, pero creo que remontó con el capítulo de Bobby. Deberían darle más cancha. Y Crowley es un gran personaje, aunque Mark Sheppard me recuerda demasiado en su caracterización al abogado del doctor Baltar… Hyde

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  TV Goes to Hell: el libro de Supernatural | Diamantes en serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *