, archivado en The Pacific ,

“Lo peor de tratar a aquellos jóvenes soldados de la Gran Guerra no era que tuvieran el cuerpo destrozado. Era que les habían arrancado el alma” (Dr. Sledge, 1.1.).

 

 

The Pacific ha estado a la altura de las expectativas. “Impresionante” es la palabra que mejor define su nivel de producción. Spielberg, Hanks y Goetzman han recreado la guerra. La Guerra. Sangre, mosquitos, playas, paquetes de cigarrillos, barcos, fusiles, gritos en la noche, brutalidades, medallas, munición… todo -¡todo!- está cuidado con un realismo extremo, detallista, que consigue que hasta la Muerte huela. Que apeste a heroísmo y odio.

Sin embargo, a pesar de una cáscara prodigiosa, el visionado de las andanzas de Leckie, Basilone o Sledge no consigue cautivar como lo hicieron los soldados de la Easy Company. Una sensación de déjà vu arrulla al espectador que conoce las otras dos patas de la trilogía. Como si fueran el mismo perro con distinto collar. La estructura narrativa, la puesta en escena y muchas tramas argumentales replican Band of Brothers o, incluso, Salvar al soldado Ryan (el desembarco de Peleliu, por ejemplo).

“Es cine bélico, ¿qué más quiere usted?” Es una pregunta pertinente, amigo. Quizá The Pacific se agote para quienes no estamos fascinados por las películas de guerra tradicionales. Quienes somos poco exigentes con el género ya nos saciamos con Hermanos de sangre y ahora buscamos refugio guerrero en propuestas laterales, más poéticas y menos explosivas, como El cazador, Apocalypse Now o La delgada línea roja.

Por supuesto que he disfrutado de la portentosa visualidad del espectáculo que es The Pacific, pero no he entrado a fondo en el conflicto interior de los personajes (a lo sumo, con la inocencia ennegrecida de Sledge). Además, he sentido que perdía pie cuando alguno de los tres supuestos protagonistas desaparecían durante tan largo tiempo y mi brújula dramática se desorientaba tras tanto mareo de isla en isla, de infierno en infierno, como si todos fueran el mismo:

Incluso he echado de menos que no sacaran más partido narrativo (y político) a las dos bombas nucleares que arrasaron Hiroshima y Nagasaki. Habría sido pertinente: porque The Pacific ha retratado a los héroes sin caer en el maniqueísmo hagiográfico, demostrando que los vencedores -aún armados de razón y justicia- también fueron brutales. Y, ahí, en zona gris, el Enola Gay tiene mucha tela que cortar.

Por todo esto, aunque los protagonistas de The Pacific desayunen mierda y muerte, aunque el horror de la guerra saque lo mejor y lo peor del ser humano, como espectador no han terminado de importarme sus vidas. Es una serie impresionante pero, al igual que la cita del inicio, a The Pacific también le ha faltado alma.

32 Comentarios

  1. OsKar108

    Totalmente de acuerdo, muy buena serie pero a la que le falta "algo" poco, pero "algo", posiblemente sea un poquito de Alma, aunque, como bien dices, sigue siendo muy buena.¡Saludos!

    Responder
  2. juan

    Personajes muy planos y algún episodio de relleno,(cosa rara al tratarse de una mini-serie),la dejan muy por debajo de band of brothers.Me quedó un poco frio.Una pena,en cualquier caso,porque con un par de cositas por aquí y otras tres o cuatro por alli podían haber elevado el nivel.Si,lo explicas muy bien,es Alma,basicamente,porque sangre si que tiene.

    Responder
  3. Nikto

    Estoy totalmente de acuerdo, nada que añadir. Yo creo que básicamente no han conseguido que el espectador conecte con el/los protagonistas de manera más empática. De isla a isla de historia en historia había mucha más cohesión en Band of Brothers.un saludojordi

    Responder
  4. MacGuffin

    The Pacific ha estado muy bien, pero yo también me quedo más con Hermanos de sangre. En teoría, centrarse sólo en tres personajes debería haber dado mayor claridad a la serie, pero justo se ha visto más dispersa. Aún así, una muy buena miniserie.

    Responder
  5. manganxet

    Me ocurre lo mismo que a ti con los personajes, a mí me cuesta muchísimo quedarme con las caras y reconocerlos después (a no ser que hayan salido en otra serie o que se parezcan a algún conocido mio), creo que debería volver a verla cuando la termine para poder disfrutarla plenamente.

    Responder
  6. satrian

    Te ha molestado lo mismo que a mí, y eso que veía desde el comienzo que Hiroshima y Nagasaki iban a quedar como una nota al margen, un comentario en la lejanía, aun así ha sido una gran miniserie.En cuanto lo de conectar con los personajes el problema está en que cuando empatizabas con un personaje te cambiaban a otro, pero en los tres capítulos finales es cuando ya no ocurre eso, y precisamente son los mejores.

    Responder
  7. Rainor

    Totalmente de acuerdo, una muy buena miniserie que se ve empequeñecida por su hermana mayor. Mira que Band Of Brothers tenía el problema de que eran muchos personajes, pero al final conseguías conectar con todos. Pero en esta, a pesar de ser sólo 3, no he terminado de conectar con ninguno, salvo con Sledge al final.Yo el problema se lo veo principalmente a que la historia tiene demasiados saltos, tanto geográficos como temporales. Además, la forma de llevar las historias hacen que te olvides de un personaje cuando lleva sin salir una hora seguida.Aún así, una serie genial que no tendría tantos peros si Band of Brothers no existiera.

    Responder
  8. MacGuffin

    De todos modos, los saltos geográficos vienen de la propia campaña del Pacífico, ahí no se puede hacer mucho más.

    Responder
  9. Nahum

    Parece que coincidimos todos bastante. Estoy convencido, como bien apunta Rainor, que si no hubiera existido "Band of Brothers" quizá nos hubiéramos dejado fascinar más. Pero es lo que tiene el arte: la repetición resta.

    Responder
  10. Anonymous

    El Cazador es esa película sobre una boda ¿verdad? Yo no creo que se aproxime de manera lateral, de hecho el tema se retrata con bastante crudeza (ratas, amputaciones y Saigon incluidos), yo diría, más bien, que lo toma desde lejos, muuuy lejos, y se pierde en la presentación. Llámenme loco pero para "aproximaciones laterales" prefiero al de El bueno el feo y el malo.No tiene nada que ver con el hilo pero veía un poco aburrido aportar algo sobre un asunto tan obvio como es que The Pacific, un producto sobre la IIWW con Spielberg de por medio, es como es. Evidentemente no podría ser de otra manera. Esto es un negocio oiga y con 200 millones se hace un producto serio, con rigor, entretetenido, con dosis de creatividad claro que sí, bello por qué no. Pero oiga, que son 200 millones. Experimentos no. El género es el que es. No me confunda a la gente. Lo bélico con todos sus sacramentos; el bosque, el casco, el bombardeo, el cigarro en la trinchera, las manchas de hollín en la cara, el compañero a cuestas y la carta de casa. Está bien que sea así. Vive Dios que sí. Viva y bravo por HBO. Y hurra también cojones.

    Responder
  11. juan

    Anonimo,¿el genero es el que es?,esto es broma,¿no?.Una tortilla de patatas se puede hacer de muchas formas diferentes.Claro,lleva patatas y huevos,eso es impepinable,pero si te pasas con el fuego se te puede quemar.Y habrá a quien le guste la tortilla muy cuajada y otros la preferirán más blanda.Nahum,¿que te parecio En tierra hostil?.Yo creo que las explosiones tambien pueden ser poeticas.

    Responder
  12. Anonymous

    No no es una broma. El ejemplo de la tortilla un poco prosaico aunque recojo el guante. Sí, a cada uno nos gusta la tortilla de una forma, pero para deconstrucciones a El Bulli. HBO no es nicho chato es, o está más cerca por lo menos, mainstream y ha de tender a hacer una tortilla "standard".

    Responder
  13. Mr. Draper

    Si Nahum, pero es una repetición mucho peor ejecutada, y ante eso, ni toda la buena voluntad, inocencia, y pureza del mundo pueden hacer algo.Los personajes no importan jamás. Los efectos que tiene la guerra en los soldados son tan obvios y burdos que uno no termina de saber muy bien si le están tomando por tonto, o es que el binomio director-guionistas simplemente no dio para más. Estructuralmente, muchas veces es un caos, y eso no hace precisamente que congeniemos con personajes y situaciones.De factura técnica impecable, The Pacific en ningún momento insinúa, y nunca profundiza en ese verdadero infierno que es el interior de esos muchachos.Recursos como el del colega de sledge tirando piedrecitas al cráneo devanado de un japones llegan a molestar, no por su crudeza, sino por que denotan una total falta de imaginación y capacidad narrativa. Posteriormente, estaba claro, sledge nos deja "estupefactos" con esa negrura que comentas y decide hacerse con los dientes dorados de los cadáveres de los japoneses, algo que "parecía imposible" al comenzar el relato.A título personal creo que es mucho más blanda que BOB, que considero que mostró de manera magistral ambos lados de la guerra (el "bueno" y el malo). Es como una versión Disney de la guerra, totalmente masticadita, evidente, y fallida.

    Responder
  14. Anonymous

    Mr. Draper, leo en tu blog "caLLó en desgracia"… tsk tsk tsk.¿Como te atreves, si quiera, a valorar el trabajo de los guionistas?

    Responder
  15. Mr. Draper

    aaaaaaaa espera, ok, es que yo no lo llamaría si quiera blog, de hecho fue un amago de. Pero si, es muy posible que tenga alguna falta de ortografía. Y, aunque no veo el sentido a tu comentario, al igual que tu puedes criticarme, yo puedo criticarlos a ellos. No hay mucho más.

    Responder
  16. Nahum

    Joer, gente, me tiro un día viajando y amenazáis con pelea, jeje. Bah, mantengamos el buen ambiente que solemos llevar, please. JORGE: claro que es el género y no hay que pedirle peras al olmo. Pero Band of Brothers lo hace mucho mejor y el problema no son los sacramentos (muy bien traído) sino el judión. Está mal cocinado, pierde sabor. "Johnny cogió su fusil" es demasiado lateral para mí, creo. También "El regreso". JUAN: Aún no he visto "En tierra hostil". Y la tengo. Pero con tanto final de serie he taponado los largos. DRAPER: ¡Grato volver a verle por aquí! Y eso que anunció hace meses que iba a destrozar The Pacific. Y has cumplido, je. Como con tantos otros, coincidimos en el problema de personajes y a mí había episodios que me parecían calcados a los anteriores. Sin alma. Pero sí es cierto que al final, aunque previsible (¡es la guerra!), me acabó interesando Sledge, su racismo con los japoneses, su pérdida de inocencia, cómo la bestia sale. No es nuevo (y podría estar mejor ejecutado), pero sí creo que su complejidad es muchísimo mayor que la de los otros dos. En particular, me aburrió mucho todo lo relacionado con Leckie. Uf. En todo caso, el acabado formal es tan, tan espectacular, que yo no sería tan duro con ella (y eso que ya he sido duro diciendo que no tiene alma…).

    Responder
  17. Anonymous

    Hombre Nahum!! Conoces El Regreso! Gran película. Torrente visual, espectacular fotografía. Mi nombre es Anónimo. Jorge no sé quién o qué es. El ambiente es bueno. Sano pique. Ánimo a todos.

    Responder
  18. Nahum

    JORGE: Ah, pensaba que eras Tolsá, como ayer bromeamos sobre esto… Pues nada, te pido que te pongas un nombre, porque de anónimos está el mundo (y la historia de la Literatura) llena. Y, hombre, de alguna forma tenemos que llamarnos para diferenciarnos, ¿no? Puedes hacer como en la ciencia ficción y elegir un número, eso siempre mola mucho e inquieta un rato. "Anónimo 6" ¡chachán!

    Responder
  19. juan

    AnonimoExplicame,por favor,por qué dices que HBO es mainstream.Es que no acabo de verlo.HBO es una cadena de pago,¿no?.Y esta claro que la audiencia es siempre importante pero yo tengo por mainstream cosas como House,CSI,Mujeres Desesperadas,Anatomia de Grey…Por contra no creo que sean mainstream series como Treme,Generation Kill,The Wire,Deadwood,etc etc.Respecto al genero,¿consideramos que Johnny cogio su fusil es una pelicula (anti)-bélica?.Puede que la tortilla de patatas no venga al caso como ejemplo,lo que quiero decir es que los tics,(el cigarrillo en la trinchera,los bosques,los cascos,las explosiones),son casi ineludibles,pero no obligatorios.El inmovilismo no me parece bueno.¿Me aceptas como ejemplo de pelicula de vampiros Let the right one in?.Pues a eso me refiero.

    Responder
  20. Anónimo 12:08

    Bueno, bueno. Pero que interesante se pone esto. Por partes,Nahum, te recojo el guante. Tienes razón. A partir de ahora, me haré llamar Anónimo 12:08 (un minipunto para el que me diga la referencia). Por cierto Nahum esto del minipunto te deberá sonar ¿verdad?. Considéralo un "leve spoiler" sobre mi persona.Juan, por supuesto que defiendo que HBO es mainstream. Quizá, sí es cierto, que no en un sentido convencional o dentro de lo que tradicionalmente conocíamos como mainstream, pero desde luego cerca de lo que deberíamos empezar a conocer como tal. En un entorno de fragmentación generalizado, de migración masiva a Internet desde la televisión (esto para algunos segmentos de población es más que un hecho consumado)y de otros muchos fenómenos "laterales" (adjetivo patrocinado por diamantes en serie) como la desaparición progresiva de la franja horaria (el usuario hace su menú y lo consume cuando quiere) hacer, por ejemplo, 3.7 millones con True Blood, incluso en EEUU, está mucho más cerca del mainstream que del nicho. Creo yo, vamos. En cuanto al género anti-bélico. Dudo mucho que exista tal cosa. En todo caso puede haber interpretaciones/ visiones ANTIBELICISTAS, pero el tema, lo que sirve de excusa, es la guerra luego lo bélico. Como el pollo es asado. Claro que el inmovilismo no es bueno. Por supuesto que te acepto Let the.. como película de vampiros (gran película de vampiros de hecho) puesto que lo es. Aunque sé que me podrías replicar diciendo: Pues oiga, no cumple con ninguno de los clichés sobre vampiros que Bram Stroker grabó a fuego en el imaginario colectivo, léase: ataúd, castillo, crucifijo, estaca, etc, ahí reside su grandeza.Pero yo te digo: amigo es que el género vampiresco, por ser fantasía (¿conocéis algún vampiro?) está mucho más abierto a este tipo de especulaciones/exploraciones. La guerra, en cambio, sabemos como es. La vemos. Es real y es algo que sea ha de tener en cuenta a la hora de construir un discurso cinematográfico. Por poner un ejemplo, no puedes inventarte que tras una explosión con amputación no pasa nada porque las piernas se regeneran a no ser que estés explorando la ciencia ficción y no es el caso que nos ocupa. El género, que lo es, bélico, a mí parecer vive en gran parte de lo histórico, de la documentación, del diseño de vestuario y del rigor. Las SS erán así, el uniforme del Africa Korps asá, etc. Desde El puente sobre el rio Kwai hasta Redacted. Así sea.

    Responder
  21. juan

    Me convencen tus explicaciones,anonimo 12:08,pero por seguir con el tema diré un par de cosas.House a llegado a tener de audiencia a más de 30 millones de televidentes,es cierto que ese episodio se emitió despues de una superbowl,pero tambien es cierto que el año anterior llegó a la cifra de 27 millones de espectadores.Pero bueno,incluso bajando el nivel encontramos que CSI,El Mentalista o Anatomia de Grey han llegado a los 15 millones de espectadores.Eso,"en un entorno de fragmentación generalizado,de migración masiva a Internet desde la televisión… y de otros muchos fenómenos "laterales"…como la desaparición progresiva de la franja horaria…",es mainstream.Y los 3.7 millones de True Blood,están,como mucho,sacando la cabeza del nicho.Ahora,si queremos rebautizar el término mainstream,estoy dispuesto a escucharte,o leerte.En cuanto al cine bélico,estoy de acuerdo contigo.Y lo estoy porque tienes la amabilidad de decir que "el genero bélico,a mi parecer,vive en gran parte de lo histórico".La clave está en la GRAN PARTE,que no es absoluta.Lo único que yo defiendo es que queda un resquicio para hacer cine bélico sin necesidad de mostrar la parte más genuinamente bélica del asunto.Por ejemplo Losing Chase,The Messenger,Brothers,Johnny cogió su fusil,Nacido el 4 de Julio…No renuncio a las explosiones,los desmembramientos etc etc.En esencia eso es el cine bélico,solo digo que dentro del genero hay espacio para contar otro tipo de historias sin caer en lo evidente,en lo que ya sabemos como es porque ha sido contado miles de veces.Y que quede claro que aun así me gusta.Y si,por supuesto,yo tambien creo que Johnny cogio su fusil es una pelicula bélica.Pues nada,espero que tengas a bien explicarme lo del mainstream otra vez,porque sigo sin tener claro tu punto de vista y quiero comprenderlo mejor.

    Responder
  22. Anónimo 12:08

    ¿De verdad piensas que una producción de 200 millones de dólares no tiene vocación de ser un producto mainstream? Qué más da si en EEUU hace 1 millón 2 millones o 300.000 cuando las audiencias agregadas del resto del mundo son, no sé, 100 millones. La emisión en HBO es un soporte más, una vía de difusión como lo pudo ser en su día una sala de cine. La clave no está en el pico de audiencia sino en la COMERCIALIZACIÓN del producto, comercialización que, por los factores que explicaba y a los que haces tú mismo referencia, ha cambiado radicalmente con respecto a como era hace apenas una década. Hay un puñado de conceptos clave para entender este nuevo juego; timeshifting (lo veo cuando y como quiero), comercialización en pantallas sucesivas (antiguo como el medio pero con renovada importancia) y como no lo que Chris Anderson (Editor de Wired) llama "larga cola de distribución".Te explico humildemente éste último porque seguro que los demás los conoces. Con lo de la larga cola de la distribución Anderson se refiere a que hoy, en el contexto de un mercado de productos culturales prácticamente ilimitado, sites como Amazon (por poner un ejemplo)experimentan un fenómeno que el define como el 98%, esto es, el 98% de TODOS sus productos registran al menos una venta por cuatrimestre. Esto significa que la demanda agregada de todos estos productos, que antes no tenían un gran interés comercial, suponen un suculento negocio ahora. ¿Por qué ahora? Pues porque la peculiaridad de la distribución electrónica (hay espacio ilimitado) permite tener una oferta continuada de productos de demanda limitada sin ningún tipo de coste adicional. Así las cosas plataformas de tamaño medio como HBO, demostrando un profundo conocimiento de mercado, se lanzan a la producción de ambiciosos proyectos que saben que podrán rentabilizar de sobra con la adecuada comercialización. Un saludo. P.D. ¿Nadie sabe por qué lo de 12:08?

    Responder
  23. juan

    La vocación de ser mainstream,o la necesidad,es una postura licita y casi obligada.Rentabilizar una serie es algo que cualquier cadena del mundo firmaría.Y es más,estoy contigo en que ese puede ser el espiritu de True Blood,pero hay muchos caminos para llegar al exito,a las masas,y no me refiero a la cuestion del marketing sino a la puramente artística y ahi,creo,HBO,por lo general,se desmarca de lo facil,de lo standard,de las historias masticadas,filtradas y acomodadas.Y digo por lo general,porque si nos fijamos en True Blood el asunto es dificil de defender.No es lo mismo intentar comercializar y rentabilizar un producto con calidad,(y reconozco que la de True Blood es dudable,lejos de la media HBO),que hacerlo con un producto más aseptico,más plano,y que,en definitiva,encaja mejor con la mayoria de los consumidores.Ir a lo fácil,vamos.La finalidad está clara si te gastas 200 millones en una producción,pero el camino me sigue pareciendo importante,entendiendo por "el camino" la calidad de la serie .Y ahí HBO se desmarca de ABC o FOX.Pero esto no deja de ser una opinión.De todas formas me encantaria conocer los numeros totales de House,(los que resultan de su comercialización),para confrontarlos a los de True Blood.

    Responder
  24. juan

    Bueno,acabo de terminar de ver Treme,asi que cualquier asociación entre la HBO y el mainstream,en estos momentos,me parece grosera.

    Responder
  25. Anónimo 12:08

    No has entendido nada. El consumo agregado de los nichos constituye un mercado mainstream, esa es la cuestión.

    Responder
  26. juan

    Entonces todas las series en emisión tienen espiritu mainstream,en cuanto que todas se comercializan y se espera el máximo rendimiento,o al menos,esa es la intención de las cadenas.Llegados a este punto,ya que todo es mainstream,(que pena,¿no?), habrá que diferenciar entre productos basura,engañabobos y otros de mayor calidad artistíca que requieren de un esfuerzo para ser consumidos.Por que supongo que entenderas que no se puede meter en el mismo saco a The Wire y a Anatomia de Grey.Hay muchas formas de vender,pero basicamente se me ocurren dos:una,que el producto sea tan simple que pueda conectar con el mayor numero de gente posible,sin importar la calidad,atendiendo mayormente a la empatia.dos,que el producto sea tan bueno que llegue a gustar al mayor numero de gente posible,pero sin forzar,sin buscarlo premeditadamente,con un grado de fidelidad superior a otro producto de menos calidad.Creo que el mainstream no se puede medir unicamente por la intención de vender,creo que hay otros factores como la autenticidad,el riesgo,la calidad,la innovación.¿Qué HBO quiere conseguir lo máximo que pueda?,pues claro,como cualquier empresa.La diferencia con otras cadenas es que,por lo general,lo que venden no es un producto sencillo y facilmente consumible,asi que venden muchisimo menos que otros.Pero,¿sabes qué?,en el fondo esta discusión no lleva a ningún sitio.A ninguno de los dos nos importa realmente un pepino si tal o cual serie es mainstream.De lo que se trata es de disfrutar con las series.Que sean o no mainstream es un tema ridiculo comparado a las satisfacciones que podemos encontrar en ellas.

    Responder
  27. Pia Torres

    Estuvo muy buena la serie pero pese a la temática que aborda la guerra no fue tan esperado el éxito pues resultó ser una serie un tanto elitista que pocos entienden y que a muchos no les interesó. Pero sin duda eso no quita que sea una propuesta muy interesante.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Oscar Rguez López
  2.  Apuntes rápidos para entender el éxito de ‘Mr. Robot’ | Diamantes en Serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *