, archivado en Community, Derek, Girls, The Ricky Gervais Show, The Wire, Veep

Girls (HBO/Canal Plus): una voz de una generación

Me han sorprendido las exageradas alabanzas al piloto de Girls, la boutique veinteañera recién abierta por la HBO. Necesita mucho más recorrido para colmar tanto hype. Parece como si existiera un movimiento subterráneo que clamara por la “necesidad” de una serie generacional como ésta. Un himno. Hambre de etiqueta de culto, vamos.Viene al caso porque, como piloto, Girls me resultó poco articulada y previsible en su humor post-indie.

http://www.youtube.com/watch?v=NFX3j0q6kPk

Tienen su punto las bromas sobre la hiperconectividad, las discusiones con los padres, el homenaje/exorcismo a Sexo en Nueva York o la fascinación francesa, tan propia del cliché neoyorquino. Pero la historia de estas JASP en busca de autor no termina de importarme.  Tampoco ayuda que haya un par de personajes bien perfilados… y otras dos que cuelgan del alambre.

Tiene razón mi tocayo mundano: es una cuestión generacional, incluso geográfica para los que hemos crecido en provincias. El mundo que retrata Lena Dunham¹ se antoja lejano, impostado, de anteayer. Me sentí como el psiquiatra de Las vírgenes suicidas: “Está muy claro, doctor, que usted nunca ha sido una postadolescente de 25 años con ansias de artista estadounidense”. Y eso que cuando viví unos meses en Nueva York (relaté las andanzas en este blog), me topé con varios wannabes que habrían hecho una fortuna comprándose por lo que valían y vendiéndose por lo que ellos decían que valían. Como la protagonista.

Pero aquí no logro que las dudas existenciales de Hannah me impliquen emocionalmente, de momento. Y eso que es un personaje muy de carne y hueso, contradictorio, con sus desventuras sexuales (uf), su pijismo mental (ay), su generosidad (oh), su glotonería,  sus nobles sueños, su cacao mental, su egoísmo familiar o su dulce ingenuidad artística. Es, como bien apunta Poniewozik en este artículo de obligada lectura, un antihéroe de cable en versión femenina, alpargatera y cómica. La empatía es tan compleja como retadora.

Así que démosle tiempo. Hay que calibrar el poso, en lugar de precipitarse en los juicios. A mí me ha torrado Girls, pero el piloto de Seinfeld era una castaña y la primera temporada de Louie me dejó frío. ¡Y mira tú después! Como condensa Jason Mittel en su nuevo libro, un piloto tiene dos funciones: educar a los espectadores sobre cómo debe ver una serie y animarle a seguir viéndola. En ambos supuestos, Girls aún tiene mucho que ganar. De momento, por mucho que aspire a himno, se queda simplemente en una voz de una generación.

(1) Me da igual si Girls es un exitazo o se estampa contra sus expectativas. El mero hecho de que esta chica de tan solo 25 años haya sido capaz de vender esta historia -en la que escribe y actúa, nada menos- a la todopoderosa HBO es para quitarse el sombrero. Impresionante. Buen ojo el de Apatow.

 

Veep (HBO/Canal Plus): El ala oeste se cruza con The Office

Mucho más confortable ha resultado el desembarco yanqui de Armando Ianucci, el papá de la corrosiva The Thick of It (ya no me quedan excusas para no reseñarla). Su concepto es diáfano: una serie de pasillos y despachos que readapta el éxito de la BBC manteniendo la desordenada cámara en mano pero apuntando las bofetadas hacia las mejillas de la alta política en Washington. En este caso, Ianucci espeja la tercera temporada de The Thick of It y enfoca el poder femenino, que también tiene sus tópicos, sus vicios y hasta sus servidumbres. La vicepresidenta de los Estados Unidos que encarna Julia Louis-Dreyfus nada entre incompetentes y arribistas, sin que ella logre ser mejor, ni moral ni políticamente, que ninguno de sus subordinados. Una delicia, por cierto, el papel de Tony Hale (Arrested Development) como Gary, un ayudante incansable.

Con semejante mochila, Veep mordisquea, con un colmillo unas veces cruel y otras tierno, la estampa del funcionario público hasta reducirlo a su sombra más patética. Un gobierno pelele en manos del trending topic. Unos tejemanejes impulsados por la falsedad, la pringosa corrección política, el parcheo institucional y el miedo a la prensa; una acción política deshojada, donde el gesto y la galería resultan siempre más decisivos que la acción.

http://www.youtube.com/watch?v=mQyHqrS-E8w

Es divertida, tiene ritmo, vergüenza ajena y un saco de réplicas antológicas. ¿Su mayor pega? Que no hay un Malcolm Tucker, esa dinamita que convertía cualquier escena de la serie británica en una explosión de humillación e ira.

 

The Ricky Gervais Show (HBO): el bufón de cabeza redondeada

El humor absurdo ya tiene un nuevo hito en Karl Pilkington, la verdadera salsa de esta serie de animación picapiedrera. Regresó el pasado viernes, por todo lo alto. Es escuchar un “uh” de Karl y empezar la carcajada. Un tipo inesperado, ocurrente, infantil, marciano. Lo único que hacen Gervais y Merchant es tirar de la cuerda; el resto de genialidad lo aporta Pilkington y unos dibujantes traviesos. El año pasado la aupé a mi podio de comedias, no digo más. Un desparrame absoluto.

 

Derek (Channel 4): ternura sin retraso

De Ricky Gervais también ha asomado la patita un piloto sin continuidad: Derek. Le han caído las del pulpo por presentar como protagonista a un perdedor -marca de la casa- con un coeficiente intelectual bajo; lo que Cayo Lara denominaría “un hijo tonto”.

Al igual que con la dolorosa Life’s Too Short, Gervais quiere desafiar los límites del humor, ese penalty siempre borroso. A pesar de las polémicas y las censuras, el creador de The Office -que insiste en el formato del falso documental- defiende la nobleza de sus criaturas y la limpieza de sus intenciones a capa y espada. Esta vez no hay duda. Derek es adorable y la propuesta no tiene doblez. Por eso sería una pena que la serie se atascara en episodio único. Los 25 minutos resultan excepcionales, exhalando una ternura que hacía mucho tiempo que no sentía en una sitcom. Una comedia que se supone gamberra y que, sin embargo, dibuja un emocionado retrato de un puñado de outsiders que sienten el desprecio, la crueldad, la soledad o la enfermedad. Un humano y humanista canto de amor a los marginales.

 

Community (NBC): la serie más ambiciosa de la televisión actual

La pirueta de su último capítulo demuestra que Dan Harmon y cía aún guardan mucha munición. Community puede ser mejor o peor, tiene capítulos grandiosos (como el último) y otros del montón… Pero estoy con Matt Zoller Seitz al cien por cien: ninguna otra serie tiene los redaños de reinventarse cada dos jueves y retar al espectador. Leed el artículo de Vulture entero, please.

 

-Propina no cómica: un video-ensayo sobre The Wire

Esto último no tiene nada de comedia, pero lo tuiteé el otro día y merece la pena rescatarlo. En la universidad -incluso en los blogs, por qué no- deberíamos empezar a atrevernos con este formato. ¿Qué mejor herramienta para explicar las imágenes… que las propias imágenes? Me imagino algunos de mis ensayos televisivos así trabajados y babeo… de envidia.

“Style in The Wire“, por Erlend Lavik, de la Universidad de Bergen (Noruega). Los 36 minutos se pasan en un santiamén, creedme:

[vimeo]http://vimeo.com/39768998[/vimeo]

También te puede interesar

18 Comentarios

  1. marcbranches

    Acabo de ver \”Derek\” y me ha dejado profundamente impactado. Soy un impenitente seguidor de Gervais, y, aunque me gustó \”Life\’s too short\”, me pareció más de lo mismo, algo que Gervais podía hacer con la gorra. Este piloto demuestra que si se lo propone puede llegar mucho más allá. Ya nos había mostrado, en cuentagotas, una especial sensibilidad para las relaciones humanas, con aquella historia sentimental en segundo plano de \”The office\” o esa absurda pero adorable amistad entre Andy y Maggie en \”Extras\”. Aquí amplía miras, y bajo la aparente redundancia en la provocación (ohdiosmío, ahora un retrasado), nos muestra un tono de comedia más amargo, pero a la vez más luminoso. Su protagonista no es el irritante egocéntrico de costumbre: es un personaje positivo, adorable y tierno. La crítica de \”The guardian\” es lacerante y muy injusta, pero se ha de entender desde el puro revanchismo, puesto que tienen una larga historia de desencuentros con Gervais. Sería una pena que no se le diera una oportunidad a esta serie.

    Por otra parte, \”Veep\” también me ha gustado, aunque la dependencia de \”The thick of it\” es demasiado obvia, y se echa de menos un Malcolm Tucker (qué bien lo haría un James Gandolfini, por ejemplo). Parece que va a ser menos cruel con sus personajes que su antecesora, pero eso no tiene por qué ser malo. Saludos.

    Responder
  2. mackey

    A Derek y The Ricky Gervais show aún no les he puesto los ojos encima, pero sí he catado los pilotos de los estrenos de comedia de HBO y me han resultado cuanto menos interesantes. Entiendo que Girls no haya colmado tus expectativas y que no hayas conectado con ella, por pertenecer a otra generación y por recrear un mundo quizá desconocido para ti, el de la quejosa juventud moderna acostumbrada a tenerlo todo masticadito que se ha dado de bruces con una realidad inesperada y muy complicada. Las digresiones sexuales y sentimentales también tienen un aire postmoderno que puede resultar algo pretencioso y incluso desagradable para según que espectador. Pero lo que no se puede negar es que hay mucha verdad en Girls, y hoy en día se agradece este tipo de realismo. En cuanto a Veep, me ha parecido una serie muy amena y medianamente divertida, aunque se atisba más ingenio del que propone el episodio piloto. Seguro que nos ofrece momentos gloriosos en el futuro.

    Por cierto marcbranches, eres el mítico forero de fotogramas y posteriores? Tienes que serlo. Soy Leonard Shelby 🙂 . Un placer leerte de nuevo.

    Responder
  3. Alex

    En cuanto a la posibilidad de un personaje como Malcolm Tucker en Veep (que se le va a hacer, yo también pensé lo mismo y eché de menos una figura como la suya) Iannucci fue muy claro en una entrevista reciente. El bueno de Armando dijo algo así como que a un tipejo como Malcolm no le permitirían ni acercarse a menos de un kilómetro de la Casa Blanca. Y vaya, razón no le falta.

    Y lo de Girls no es solo tema generacional, ya te lo digo yo que se supone que por edad me tendría que tocar. Es, como bien apuntan en infinidad de lugares, el exacerbado snobismo, pretenciosidad y modernidad de la que hace gala. Muy cargada en esos aspectos, a mí parecer. Como bien apuntas, parece que su éxito se basa más en las ganas de que algo así existiera que de su resultado final.

    Responder
  4. Addison

    Community es un pequeño milagro de la televisión, que sobrevive no se sabe muy bien cómo ni hasta cuándo, para nuestra suerte. El día que muera la lloraremos mucho, pero ya ha dejado (y dejará mientras siga ahí) algunos capítulos para la historia. La mejor comedia en emisión, de largo.

    Responder
  5. marcbranches

    Hostias, Leonard Shelby… sí, sí, soy el mismo del foro Fotogramas, qué tiempos aquellos-snif. Me alegro un montón de coincidir con usted por estos lares. un saludo.

    Aparte del momento nostalgia, había olvidado decir algo sobre \”Community\”, una serie tremendamente irregular, irrelgularidad provocada por su genialidad y, como bien dice un artículo americano que he leído por ahí y que siento no poder enlazar, es una de las series, y desde luego la comedia, más ambiciosas del momento. Con capítulos como el de la semana pasada con Annie y Abed en el Dreamatorium tienen ganado un sitio en el olimpo.

    Responder
  6. AlbertoNahum

    MARCBRANCHES: Toda la razón. Su humor \”rudo\”, a la espinilla, nos hace olvidar la parte tierna de Gervais, sobre todo en los dos ejemplos que traes. Derek es justo lo contrario: todo ternura excepto algún resbalón. A ver si la continúan. Por cierto, en tu segunda intervención haces referencia a un texto sobre \”Community\” que has leído ¡aquí mismo, jeje!

    MACKEY: Bueno, ya ves que a ALEX, que es de capital y veinteañero, tampoco le ha gustado. Sí, quizá sea ese tono pretencioso, snob, también. No lo sé. Voy a seguir viéndola para tener una opinión más completa hacia el final.

    ALEX: Justo ahí va a estar la diferencia entre las dos versiones: la británica será mucho más bruta y deslenguada que la americana, simplemente. Y con lo de Girls, lo dicho, lo que más me ha sorprendido no ha sido el producto en sí, sino su recepción.

    ADDISON: Bueno, bueno, Parks and Rec es muy sólida también, ojo. En todo caso, cuando pillan un capítulo genial (uno de cada tres o cuatro) son insuperables.

    Responder
  7. Mark

    te falto la mejor comedia de la TV: true blood. 😉 😛 vaya forma de empezar la quinta temporada.

    Responder
  8. paola

    Las opiniones sobre Veep son muy diversas, en lo personal creo que esta serie no es para todo publico y me agrada la temática que trata además es bueno ver a los actores Matt Walsh y Timothy Simons. Creo que el contexto de la serie Veep 2 es una combinación perfecta de grandes actores y una comedia política. Tengo muchas ganas de ver la segunda temporada.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Diamantes en serie
  2.  Sesion de Series
  3.  Bitacoras.com
  4.  Alberto N. García
  5.  David Calaveras
  6.  tnozal
  7.  Basura and TV
  8.  supersalvajuan
  9.  ‘Girls’ y el espejo de las contradicciones | Diamantes en serie
  10.  Un video-ensayo sobre The Wire: un ejemplo de nueva pedagogía tecnológica | Medioambiente simbólico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *