, archivado en Lost, Southland, The Ricky Gervais Show

Faro
Quizá mi problema es que no me tomo Lost suficientemente en serio (spoilers). Por eso, tras el estupendo “The Substitute” (el de Locke), me sentí estafado con el farito de hace un par de semanas, en el aburrido capítulo dedicado a Jack: “Anda, mira, un faro. Llevamos años encerrados en esta isla y nunca lo habíamos visto (y eso que estas cosas están precisamente construidas para ser divisadas desde lejos)”. Lo mismo con su hijo, con Sayid el zombie, con la deriva del humo negro hacia el cine de terror, con el fantasma inmortal de Jacob… 

Pero, en cuanto creo ver incoherencias, tomaduras de pelo o ejemplos de “todo vale”, siempre hay alguien bien informado que me hace ver que estoy en un error, por falta de atención: la realidad paralela cambia porque se establece una nueva línea temporal desde 1977, Alberto, aunque Kate estuviera esposada y el papá de Jack estuviera igualmente muerto en todos los 2004; por eso faltaban Michael y su hijo en el avión, por eso el humo negro tal y Jacob cual y… Quizá todo esté muy bien pensado; el problema es que yo no gasto las energías suficientes en unir la línea de puntos. No me gusta tanto Lost como para eso. Pura pereza. Por eso, recomiendo a los fans que consulten los análisis semanales de Moltisanti, Satrian, Seriéfilo o esta sugerente “Filosofía de Lost“.

Y esta noche a por Linus, mi favorito:


Gervais

Tengo debilidad televisiva por Ricky Gervais. Me parece un genio, tanto en The Office como en Extras (como se puede apreciar en la cita audiovisual de la barra lateral). Ha comenzado en la HBO su nuevo e irreverente The Ricky Gervais Show. No es nada del otro mundo: tres tipos convertidos en dibujos animados, hablando de lo que les brota en un podcast. Humor minimalista. Pero me recuerdan a los absurdamente divertidos Faemino y Cansado o al rumboso surrealismo de Les Luthiers. A Gervais le acompañan el inclasificable Stephen Merchant y, oh, qué descubrimiento, el empanao de Karl Pilkington, un tipo con vocación de personaje de culto. Solo con oír su tono de voz, me entra la risa floja…

Southland
Uno de los estrenos más interesantes de la temporada pasada (a pesar de su éxito relativo) fue Southland, un drama policial de calidad. Es una serie que no se entiende sin el precedente de The Shield, por supuesto: la jungla urbana de Los Ángeles, un estilo que saca pecho de su realismo, policías en zona gris, tensión racial, violencia cotidiana y un reparto coral. Quizá porque pretendía jugar al cable en las networks tradicionales, la serie se atragantó en la parrilla de la NBC. Pero ahora ha sido recuperada por TNT. Los siete capítulos de la primera temporada me parecieron excelentes: equilibrio en los guiones, insistencia en los matices de los personajes, cásting adecuado, jugosos conflictos profesión-vida privada, una sugerente voz en off y un punto de ebullición física (inolvidable esta feroz defensa de Lydia, en el magnífico último capítulo). Ya está aquí la segunda entrega, manteniendo sus atractivos títulos de crédito:

 

 

———– 

Cortesías (el Ecuaderno del maestro jlori)

También te puede interesar

9 Comentarios

  1. juan

    El faro,¡ay el faro!!.Pues fijate que yo,siendo fan convencido e incondicional,que gasto energia en unir los puntos y que trago con "el todo vale" aceptandolo como un mal necesario en pos de un bien mayor,también me sentí ofendido y engañado con el asunto del faro y la explicación,pobre y barata,de los dichosos números.Entiendo que la nueva linea temporal pueda venir con un hijo debajo del brazo,que Said se muestre desconcertado y dubitativo (en un breve espacio de tiempo),que no aparezca Michael etc etc etc.Pero lo del faro va más allá del "todo vale",es un insulto en toda regla.No quiero calentarme demasiado porque he pasado unos años absolutamente embelesado con la serie y eso pesa mucho en mi opinión,pero el asunto del faro no se si podré olvidarlo facilmente."The invention of lying" no ha tenido buenas críticas pero me parece que está muy lejos de ser el "patinazo" que algunos dicen que es.Tiene dos o tres escenas de aupa.Rick es grande pero mi corazón es para Larry David.

    Responder
  2. MacGuffin

    Hasta que Perdidos no se acabe, no podremos juzgar con propiedad si de verdad nos están tomando el pelo en esta última temporada, o si estaba todo planeado. No sabemos, por ejemplo, el cometido final de la realidad alternativa. Es cierto que, a lo mejor, hay que tener demasiada paciencia, pero es el único modo de juzgar esta última temporada: como un todo.

    Responder
  3. satrian

    Me ha encantado la vuelta de Southland con el alumno de Prison Break como novedad, los títulos de crédito son una maravilla, de música e imagen.Lost solo entretenida, esperábamos más de esta última temporada, gracias por la reseña.

    Responder
  4. Mr. Draper

    Al loro con Lost que, o las cosas dan un giro vertiginoso, o va camino de convertirse en una estafa de proporciones bíblicas (pese a que los incondicionales se nieguen a verlo).Gervais? Genio absoluto, no hay ninguna duda. A mi quizás me gustó más en extras que en the office.Southland? Igual me estoy perdiendo una serie fantástica, pero en principio no me llama. Es cierto que los tacos se "tapan" con beeps¿?Saludos

    Responder
  5. Estar en las nubes

    Ayer me llevé una alegría cuando vi que había comenzado la segunda temporada de Southland, para mí uno de los mejores estrenos del año pasado que, inexplicablemente, parece que pasó inadvertida.La empecé a ver sin albergar grandes expectativas y me conquistó en su piloto.Como bien apuntas es heredera de The Shield pero también del nuevo tratamiento de temas y personajes que han aportado las cadenas de cable con sus series de calidad (The wire, The Sopranos)Lo de los beeps que tapan los tacos me parece una inteligente manera de evitar problemas de censura y añadir un toque de reallity.Si, como yo, sois seguidores de las series de policías no debéis perderos esta serie.

    Responder
  6. Anonymous

    Sí, todo lo que no se emita en HBO o Showtime no puede contener desnudos, lenguaje osbceno, etc. Aquí lo tapan cortando el sonido en el momento del taco. Eso sí, violencia, toda la que quieras.

    Responder
  7. Mauro

    Con Perdidos me pasa algo parecido a tí, no me gusta mucho calentarme la cabeza, simplemente me dejo llevar. Esta temporada no me está aburriendo pero me parece que le falta intensidad y un poco más de seriedad para ser la última. Hay episodios con un solo acontecimiento relevante y el resto paja, y están abusando de los cliffhangers (el de Dr. Linus me pareció ridículo). Decepcionómetro en alerta naranja.Yo también considero un genio a Ricky Gervais y su nuevo programa me está encantando. Es simple pero me hace reír como un idiota, sobre todo con los razonamientos de Karl (tambien siento debilidad por su voz) y la risa de Ricky, que es altamente contagiosa.No es por hacerte la pelota, pero con Southland también opino similiar ;D La primera temporada me encantó, hoy me parece una muy buena decendiente de The Shield y si tuviese tiempo y la confianza de una cadena grande podría ser una serie policial de referencia. Lástima que la NBC la despreciara y que TNT no tenga recursoso para mantenerla (me imagino que no debe ser una serie barata de filmar).

    Responder
  8. Nahum

    JUAN: Ya he escuchado a varios fans convencidos bastante enfadados con esta última temporada. A mí me divierte a ratos y en otros me parece flojita, pero sí noto un poco de división en el fandom… Ah, solo he visto al Gervais televisivo. MACGUFFIN: Muy cierto, el todo. Son hábiles hasta para eso: si todo cuadra, fantástico; si no, al menos han llevado a todo el mundo a Hamelin…SATRIAN: El "Phase Three" fue un capítulo bueno, la verdad. Algo de savia nueva y continuidad con lo anterior. MR. DRAPER: Sí, se tapan con beeps. Por eso decía que es más una serie de cable, por su ambición estética y temática. Lo hace la tele generalista: ni tacos, ni violencia extrema explícita ni sexo. Lo raro es que dejen el beep en lugar de evitarlos. ESTAR EN LAS NUBES: Sí, pasó bastante desapercibida. Yo no la vi hasta verano, de hecho. En todo caso, fueron muy poquitos capítulos y eso no ayudó a que cuajara. ANÓNIMO: (¡un nombre!) Violencia la que quieras, pero no muy explícita. Poca sangre. En esto también buscan la elipsis. MAURO: Lo malo de abusar de los cliffhangers, como decía en otra entrada, es que el espectador ya los espera. Y tienen que subir mucho el envite para sorprender. ¡Es la voz de Karl! ¡Qué tío! Y las risas, que la de Merchant también es muy contagiosa, como lo toman por loco o tonto a Karl. ¿TNT no la va a mantener? Si acaba de empezar a emitirla…

    Responder
  9. seriéfilo

    Yo coincido en casi todo lo que dices sobre Lost, aparte de agradecerte la recomendación creo que tanto satrian como moltisanti son mucho más expertos que yo de lejos, en determinadas ocasiones no consigo entrar en la historia y me chirrían ciertos asuntos, por ello algunas veces me siento decepcionado con esta producción, sus virtudes son evidentes, pero quizá sus debilidades estén comenzando a pesar demasiado de cara al final.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *