, archivado en Deadwood

Tres días en las tinieblas de la gripe dan para mucho. Para bajar los 39 de fiebre, nada mejor que combinar la lectura de Asimov y McCarthy, avanzar con el Dr. Fleischman o revisitar esa maravilla áspera y blasfema que es Deadwood.

Alineación al centro

El título de esta entrada (“recitado” por Swearengen tras una memorable escena en el 2.1.) ejemplifica su punto de partida moral y estético. Deadwood chorrea sangre, brutalidad y desnudos al tiempo que ostenta el récord de tacos por emitidos en un capítulo televisivo (la palabra “fuck” se dice 55 veces, según ha escrito Worden en este sugerente artículo).

Esta colosal obra de David Milch es una revisitación del viejo Oeste, un Peckinpah hipervitaminado, una balada de Eastwood a la que le han robado la poesía. Deadwood, Dakota del Sur: un pueblo salvaje, sucio, donde la violencia y la avaricia de la fiebre del oro tatúan el terreno. Cuatreros, ventajistas, prostitutas, tahúres y alguna gente honrada que busca una nueva oportunidad. De cómo convertir la ley del más fuerte en la ley, a secas. Es decir, el tema que siempre subyace al western desde Ford hasta Sin perdón: la ordenación del caos. Un lugar agreste en medio de la nada tiene que dotarse de un orden, de unas leyes, de un monopolio legítimo de la fuerza (el sherrif, el juez). Sin embargo, la originalidad de Deadwood radica en la pátina existencialista que lo recubre: una costra de mugre y sordidez hace que la poética de la tierra prometida derive en una política de tierra quemada. La pasión, la justicia, la codicia y la supervivencia vienen con un precio:

Al Swearengen, uno de los mejores villanos contemporáneos, es el poder en la sombra, el muñidor del nuevo Deadwood; Seth Bullock tendrá que adoptar el papel de sheriff, iracundo pero con un sentido ético; Alma Garret funda el capitalismo mientras paga un alto peaje por su amor; las prostitutas Trixie y Joannie Stubs son supervivientes en tierra de hombres… y Mr. Wu y un médico atormentado y un predicador trágico y una borrachuza Calamity Jane y un apestoso E.B. Farnum ¡¡y tantos personajes más!! Junto con The Wire y The Sopranos, Deadwood compone la mejor sinfonía de secundarios en la serialidad contemporánea.

Un western nihilista, duro, seco como un vaso de arena. Donde el heroísmo y la leyenda han dejado paso al más crudo de los realismos.

También te puede interesar

30 Comentarios

  1. Álex

    Tentadora, pero esa sobredosis de realismo es para chutársela con muchas precauciones, o mejor, con despreocupación. De momento, optaré por apuestas más ligeras que me descarguen al final del día y me inviten a conciliar un sueño tranquilo…Por cierto, estupenda pluma y hallazgo retórico: "una costra de mugre y sordidez hace que la poética de la tierra prometida derive en una política de tierra quemada". Grande.

    Responder
  2. Anonymous

    Ya me ha picado la curiosidad, hombre. La probaré. Como gracias a tí descubrí Engrenages, veré esta también a ver si me da el mismo estupendo resultajdo.Por cierto, si no lo digo reviento: esta tarde voy a una charla con David Simon y no me ha dado tiempo a terminar de ver The Wire y sólo voy por el episodio 3 de Generation Kill, qué retraso!

    Responder
  3. satrian

    Entre ceja y ceja entra esta bala de colt 45 que descerraja cualquier mente capaz de sobrevivir a los primeros capítulos de Deadwood serie maravillosa, dura y con una producción increible, ese pueblo es una recreación fantástica.

    Responder
  4. Mr. Draper

    Debo, repito, debo ponerme de una maldita vez con esta serie que tiene una pinta excepcional. Western, cruda realidad, tipos duros, tipos malos… que más se puede pedir? Por lo que he leído tiene un cierto aroma "McCarthyano", lo que no deja de ser un aliciente (y que aliciente!) más.

    Responder
  5. Kratos

    Ver esta serie es una auténtica delicia. La ambientación es increíble, la serie durísima y genial, llena de personajes muy bien definidos que se quedan en la memoria del espectador. Es una de mis series preferidas. Aunque quizás no sea apta para todo el público. El que la sepa apreciar se va a encontrar con la más exquisita calidad seriéfila.

    Responder
  6. Alfon Swearengen

    Me quito el sombrero ante este artículo. Como regalo, le invitaré a un whisky en mi antro. Y no será matarratas. Como bien apuntas, las imágenes de Deadwood acarician GRUPO SALVAJE del alabado sea Peckinpah, MERIDIANO DE SANGRE del magnífico Cormac McCarthy o Shakespeare (no necesita presentación).

    Responder
  7. seriéfilo

    entrará en la lista de muy recomendadas, porque he oido siempre maravillas de ella, pero nunca he tenido ganas de adentrarme en la aridez de su tramas. Muy mal por mi parte…

    Responder
  8. OsKar108

    Es una de las (grandes)series que tengo pendiente y un estupendo artículo como este sigue manteniéndola en buena posición para cuando pueda ir "tachando" series de esa lista negra.¡Saludos!

    Responder
  9. Alejandro A

    pues con Deadwood no la he podido terminar porque se me hace una serie densa densa… pero es seguro que la retome solo por Al Swearengen con quien no sabes si reír o temer

    Responder
  10. Serieina_Felipe

    Deadwood es sencillamente una maravilla de la televisión. Es sin duda la serie más cruda y difícil que he visto pero también es de mis favoritas. Cuesta meterse en el mundo de Deadwood pero una vez que lo haces, te atrapa por completo y te marcará de por vida.Espero que ya estés totalmente recuperado de esa gripe 😉

    Responder
  11. Reggie Dunlop

    Vi 2 temporadas el verano pasado en 1 semana (juro que no podia parar de tragarme capítulo tras capítulo). Es sencillamente fabulosa. Pero lo que de verdad más me alucinó fué descubrir que está basado en personajes que realmente existieron en el pueblo de Deadwood. ¿No os lo creeis? Conseguid el fanzine MONDO BRUTTO nº 39 donde hay un artículo alucinante del Profesor Látex de 12 páginas con increibles fotos de los auténticos sheriff Bullock, Charlie Utter e incluso Al Swarengen.

    Responder
  12. Nahum

    ÁLEX: Gracias. No creo que a ti te vaya a gustar mucho. Primero ataca a The Shield, jeje, que también tiene su sordidez. ANÓNIMO: ¡Muestra tu rostro, cuéntanos más! ¿Dónde vas a una charla con David Simon? Cuenta, cuenta, please. SATRIAN: Brillante estuvo usted, claps, claps. MR. DRAPER: Si, como dices, te va la marcha, Deadwood te la garantiza. Como dicen más abajo, es muy Meridiano de Sangre en la "visualidad" de la violencia. KRATOS: Yo creo que es de las series más duras de ver, tan explícita. Creo que el momento más violento que he visto nunca está en la pelea de Dan Dority en el 3.5. Ufff. ALFON: Bien visto. Shakespeare está, sobre todo, en los monólogos que se marca nuestro amigo McShane. SERIÉFILO, OSKAR: Yo creo que es una serie importante e influyente. Y durísima. Podríamos discutir aquí de nuevo nuestro famoso tema sobre la moralidad. Fíjate que en este caso defendería "Deadwood" sin dudarlo…ALEJANDRO A: Es tan densa que hasta los actores bromeaban de no entender a veces un carajo de lo que estaban diciendo, jeje. FELIPE: Una vez controlada la fiebre, aunque siga con antibiótico, todo va mejor. Recuerdo tus estupendos posts cuando ibas descubriendo la serie; me dabas ganas de volver a verla. El resto, lo ha puesto la gripe, jeje. REGGIE DUNLOP: Coñe, amigo, cada vez que aparece deja unas perlas valiosísimas. ¿Cómo demonios se consigue ese fanzine? En todo caso, sí es evidente que muchos personajes son históricos (Wild Bill Hickock y su asesino Jack McCall, Calamity Jane) pero no sabía que todos. ¿Todos?

    Responder
  13. Moltisanti

    Uff, creo que no voy a aguantarme mucho más sin comenzar con la tercera temporada pero me da cosa toparme con ese final abierto.La promo es igual de grande que el momento de Al en el 2×01 con esa pelea mítica.Has conseguido que me entren unas ganas enormes de volver a Deadwood…

    Responder
  14. Reggie Dunlop

    Al principio yo tambien creia que utilizar personajes históricos como Hickock, Hearst o Jane era un recurso para encuadrar la serie en un lugar y un momento. No me imaginé que Bullock, Swarengen, Farnum e incluso Trixie hubiesen existido.En el artículo se analiza la serie, actores y personajes con el estilo bullanguero típico que caracteriza la publicación (Actualidad bizarra para brutos mecánicos). Para conseguir el Mondo Brutto suelo visitar tiendas de comics. Se que en Madrid, Barcelona y Valencia no hay problema para encontrar números atrasados.

    Responder
  15. Anonymous

    David Simon vino a Amsterdam a hablar de sus libros "Homicide" y "The Corner". Incluso tuvimos el gran placer de oirle hablar sobre Hamsterdam en Amsterdam. Un lujazo. El tío es mucho más que un periodista o un director. Es un ideólogo, un filósofo americano en toda regla. Espero con ansia su próxima serie ambientada en N. Orleans con algunos de los actores con los que ha trabajado en TW y por supuesto devoraré Homicide en cuanto me haga conél. Qué gran momento!

    Responder
  16. Nahum

    MOLTI: Sí, esa es la gran pena de Deadwood. Que no termina… Pero se disfruta igual, creo. REGGIE: "Actualidad bizarra para brutos mecánicos". Muy bueno. No sé yo si eso es accesible en provincias. Pensaba que la mayoría de fanzines se habrían reciclado en blogs…ANÓNIMO: ¡Qué envidia! Solo te falta ponerte un nombre. Ah, muchos de las caras de The Wire también están en ese desgarro que es "The Corner" (el libro convertido en miniserie).

    Responder
  17. Reggie Dunlop

    Acabo de revisar el artículo del profesor Látex y aquí dejo algunas notas biográficas.Bullock: efectivamente fue sheriff de Deadwood y tambien montó una ferreteria, se enriqueció y construyó el Bullock Hotel en 1880 (el primer hotel de la ciudad). Fue gran amigo del Presidente Theodore Roosevelt.Swarengen: parece ser que el auténtico Ellis Alfred Swarengen debió ser tan brutal y despiadado como en la serie. Abrió un garito en 1876, The Gem Theater, que se hizo celebre por sus putas y peleas concertadas de mineros. Hacia 1880 el Gem producía diariamente más de 5.000 dolares de ganancias. En 1889 abandonó el pueblo y no se sabe nada más hasta 1904 cuando solo,y sin un dolar encontró la muerte en Denver.E.B. Farnum: nunca regentó un hotel y si una tienda al por menor. Se presentó a la alcaldia en 1876 y ganó. Fue Juez de Paz y acabó retirandose a Chicago como un señor. Gearge Hearst: el magnate minero fúe padre de William Randolph Hearst (vease guerra de cuba, codigo Hearst y Ciudadano Kane) y bisabuelo de la reina del terrorismo Pop Patty Hearst. De este hombre y de sus descendientes hay tanta información que simplemente googleando su nombre tendremos infinidad de datos hagiograficos del angelito y su prole.Espero que os sirvan todos estos datos de algunos de los "cocksuckers" reales que poblaron Deadwood.

    Responder
  18. Alfon Swearengen

    Como bien dice Reggie Dunlop, yo protagonicé "Cosas que hacer en Denver cuando estas muerto". Luego vendría el innecesario remake del engominado Andy García. Mi versión era tan despiadada, que a su lado "Avaricia", de Erich Von Stroheim, era una película de Disney.

    Responder
  19. Seriálicos Anónimos

    Aún no he catado esta serie, ¿merece la pena que me enganche?Podríamos, pues, hacer un trapicheo, ¿no?S.A.

    Responder
  20. probertoj

    Simplemente increíble. Aún sigo esperando el alma caritativa dispuesta a gastarse el dinero en que Deadwood tuviese alguna temporada más. Sí, es un acto de fe.

    Responder
  21. probertoj

    Por cierto, Nahum, el Mondo Brutto se puede conseguir en Pamplona sin problema en Xalem, junto a los Golem.

    Responder
  22. horrible serie

    deadwood, la sere mas cara en donde no pasa nada. no merece la pena ni un instante perder el tiempo viendo como hablan sin decir nada.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  El enano, el pistolero y la bruja | Diamantes en serie
  2.  Toque de suerte | Diamantes en serie
  3.  Si el infierno descarrila | Diamantes en serie
  4.  Tetas, espadas y la superioridad moral del chorizo | Diamantes en serie
  5.  Boss: Maquiavelo era una nenaza | Diamantes en serie
  6.  ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? | Diamantes en serie
  7.  Último tren para 'Westworld' - Diamantes en Serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *