, archivado en Joan of Arcadia, John From Cincinatti, Mujeres desesperadas ,

Si bien es verdad que médicos, abogados y policías/investigadores siguen gozando del mayor reclamo del público, no es menos cierto que las vueltas de tuerca a los modelos tradicionales están a la orden del día. Los contenidos habituales mutan, se hibridan y se reciclan en busca de nuevos caminos expresivos. Un ejemplo paradigmático de estas innovaciones lo brinda la sensacional Joan of Arcadia. El típico serial adolescente, de conflictos familiares y sentimentales, se transforma aquí en una atractiva reflexión teológica gracias a un luminoso planteamiento: a una chica normal, de 16 años, se le aparece Dios por medio de personas anónimas (un mimo, un electricista, una locutora de radio…). 

Asimismo, el éxito de una serie como Mujeres desesperadas radica en su hibridación genérica. Lo que podría ser un thriller de barrio rico, trasciende su premisa fundacional para aventurar un examen de la vida de cuatro (cinco) damas, con sus apuros amorosos, familiares, sociales, ¡de vestimenta…! Mujeres desesperadas es una comedia, sí, pero también un drama con trazas de cine negro y cáustico retrato social. Pero la mezcla temática o genérica no siempre resulta exitosa.

El último gran fiasco de la HBO fue John From Cincinatti, un cruce de existencialismo surfero, drama familiar, comedia sobrenatural y un trascendentalismo new age que acababa anulando los muchos aciertos de la serie (ese extraño John llegado de la nada –¿un extraterrestre, un ángel?–, que irrumpe en las playas californianas para restañar las heridas de un clan disfuncional, corroído por el éxito y el rencor).

Y así se podría seguir. Battlestar Galactica es ciencia ficción y cine político y unas gotitas de romance; la inclasificable True Blood mete en una coctelera el terror, el drama vampírico, el costumbrismo sureño y el erotismo-V, Deadwood es un western nihilista, Moonlight aspira a combinar el cine negro con el terror, Gossip Girl oscurece las convenciones del drama adolescente…

También te puede interesar

11 Comentarios

  1. Peter Petrelli

    Hombre, por fin alguien que habla de John From Cincinatti!!La serie era rara, rara, pero tambien tuvo la mala suerte de competir tras el final de Los Soprano. Asi no habia manera, no.Yo tambien meteria a Weeds en esa mezcla generica. es un drama que te hace reir sin parar.

    Responder
  2. Jaina

    Qué sería de las series actuales sin hibridación? Creo que la mezcla de género añade valor a las series. Joan de Arcadia es de esas que he pillado de refilón por el D+ cuando no tenía nada que hacer y recuerdo que lo que llegué a ver me dejño buena impresión. Tiene sólo dos temporadas, no?Aunque la hayas dejado, Nahum, he de coincidir con lo que dice Petrelli sobre Weeds.Gossip Girl es un Falcon Crest adolescente, Blair Waldorf evolucionará a Channing jeje!

    Responder
  3. Nahum

    Bueno, quizá no he citado Weeds porque ese tipo de mezcla genérica no es tan nueva. El término \”dramedia\” está extendido en la literatura académica. Quiero decir que esa tragicomedia que es Weeds también puede encontrarse en Six Feet Under, The West Wing, Breaking Bad o muchas otras. Quizá me refería a mezclas más complejas o novedosas. Sintomático: la madre de todas las tesis. Eso sí, con muchas hijas bastardas…

    Responder
  4. Seriálicos Anónimos

    Ummm! Tengo curiosidad por \”Batllestar Galactica\”…¿Qué: nos echamos una maratón?S.A.

    Responder
  5. Sunne

    john from cincinnati es…rara\”La ves, te intriga, en ocasiones aburre, al final te deja satisfecho pero sin entender nada.

    Responder
  6. Nahum

    Serialicos Anónimos: lo acepto. Para Semana Santa, ¿no? Sunne: discrepo con que sea aburrida. Sí es rara, mucho, pero creo que la intriga sobre qué demonios le pasa a los Jost está bien trabajada. Digamos que es minimalista, como Deadwood.

    Responder
  7. seriéfilo

    yo esque tengo claro que la hibridación es lo que hace funcionar a las series de esa manera, es imprescindible para aguantar mas de 50 episodios y seguir interesando

    Responder
  8. Eldemo

    La segunda vez que oigo sobre John from Cincinatti (la primera fue precisamente a Sunne). Al final tendré que verla, aunque ya no sea actual.Y la de Joan of Arcadia no la conocía pero has conseguido que me pique la curiosidad, jejeje.

    Responder
  9. OsKar108

    Hace unos días que he terminado de ver John From Cinicinnati y es cierto que es rara, pero a mi no me ha llegado a aburrir ni un segundo, me ha parecido muy bien llevada, incluso en los momentos más desconcertantes y aunque al final te quedas con varias dudas yo acabé satisfecho y con una muy buena sensación.Joan De Arcadia la vi hace un tiempo que la daban en el Digital a mediodía y la iba viendo y la verdad es que está bastante bien, además no es muy larga.Como siempre, un placer leerte.¡Saludos!

    Responder
  10. cristina

    Hola,
    estoy haciendo un trabajo de mi universidad sobre la influencia del cine norteamericano en las series americanas y la verdad que no logro encontrar nada. Podrías recomendarme algún estudio, libro…lo que sea!

    Gracias!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *