, archivado en Community

Community no tiene punto medio: o te encanta o la detestas.

Y tiene su lógica. Despliega un tipo de humor culturalista y autorreferente que no engancha con todas las sensibilidades. Intentaré decirlo de otra forma: es una risa para aquellos que disfrutan creyéndose inteligentes, para los que gustan de jugar al trivial (“Ey, he pillado esa broma; ah, vale, es una referencia a esta otra peli”).

Umm, mal camino. No, no, no. Vamos a empezar otra vez. Con espoilers para los alérgicos.

Abed: “En otras palabras, parece que hemos dejado los motivos del western y estamos entrando en un escenario más propio de Star Wars” (2.24)

Community es como el chocolate: si te gusta, no puedes parar. Pero, como se queja Mr. Macguffin, no es plato de sabor para todos los paladares, porque su humor es “externo”. Es decir, en muchas ocasiones la gracia de las situaciones no nace de la propia situación (o no nace solo de la propia situación), sino del universo de referentes con los que juega. Las mayores carcajadas encuentran explicación en el campo semántico de la filología: nos reímos con sus parodias, homenajes, relecturas, citas, pastiches, influencias y metatextos. Community es una gran “casa de citas” (si quieren jugar con el doble sentido de la palabra “cita” por su cuenta y riesgo, pueden estirar esto diciendo que Dan Harmon viola/prostituye/chulea un montón de referentes fílmicos y televisivos).

De hecho, no me van a caber más intros alternativas. Ésta, como todo el penúltimo capítulo, es despampanante:

Necesito una lista para poner algo de orden entre tanto destello. Enumeremos algunas de las intertextualidades más fecundas de este año:

  • El cine bíblico con Abed en plan redentor (2.5.)
  • Los referentes del cine de zombies (2.6.)
  • Un autoconsciente “episodio embotellado” (2.8.)
  • Los tópicos del thriller conspirativo (2.9.)
  • Una animación de plastilina donde Abed recrea su Navidad (2.11.)
  • Los juegos de rol al estilo Dragones y mazmorras (2.14.)
  • El documental directo (2.16.)
  • Un homenaje conjunto a Pulp Fiction y Mi cena con André (2.19.)
  • Un falso “episodio de clips” (2.21.)
  • Un pastiche de los spaguetti western de Leone (2.23.)
  • Una inspiración en Star Wars (2.24.)

Vaya orgía. Casi nada: cerca de la mitad de episodios han tenido una estructura o formato especial. Y todo eso sin olvidar gags muy divertidos e ingeniosos como el embarazo de Abed en segundo plano (2.3.), los gráficos menstruales, las puyitas a Lost (2.11), los disfraces del dean Pendelton (2.21.), el cameo del duro Josh Holloway (2.23.) o esas surrealistas despedidas de cada capítulo. Incluso la historia no se olvida de regalar momentos tiernos de vez en cuando. Es decir, cuando Community es buena, es buenísima, más inteligente que cualquier otra. Pero no siempre lo es. Ha situado el listón experimental tan alto que ha descuidado su solidez.

Esta segunda temporada ha engordado por las dos esquinas. Al escorarse hacia el despiporre, el manierismo y la experimentación, Community ha renunciado a cualquier tipo de fórmula. Su única fórmula es la sorpresa. De ahí que cuando vuelve a cauces más típicos fracasa en su intento porque deja con hambre. El espectador reclama un giro sobre el giro del giro. Por eso, de la doble season finale, el primero está muy conseguido y el segundo, sin embargo, sabe a poco y queda repetitivo, a pesar del desmadre y de ese inesperado beso de Abed Solo y Calamity Annie; un momento francamente delicioso:

http://www.youtube.com/watch?v=LuVjR-03oFU

En general, esta segunda temporada ha tenido picos más altos, pero en su conjunto ha quedado un escaloncito por debajo de la primera, donde había una fórmula que se rompía a veces… en lugar de una fórmula que a veces asoma, como pasa ahora. En este sentido, por ejemplo, resulta discutible la degradación de Chang, un personaje antaño chisposo y ahora convertido en el exponente de un humor físico (y a veces burdo) que no concuerda con el mejor espíritu de la serie. Un clásico lo de Chang: reventar de éxito, por sobreexposición, a un personaje ocasional que funcionaba muy bien.

Personalmente, Community es la comedia que más he esperado cada semana. No ha sido con la que más me he reído -me carcajeo más con Parks and Recreation y con Karl Pilkington-, pero muchas de sus propuestas me han parecido un regalo de ingenio. Y que tras más de 40 capítulos aún encuentren vetas para romperle la cintura al espectador y para cachondearse de sí mismos, bueno, eso es para quitarse el sombrero ante tanta imaginación. Y ya se sabe que la imaginación, como decía Stendhal, “escapa siempre a la saciedad”.

———

Cortesías (¡Vaya Tele! y el final de Fringe!)

También te puede interesar

14 Comentarios

  1. JM

    Me acerqué a Community por tu recomendación, así que te agradezco todas las carcajadas nocturnas que llevo echándome desde hace un mes. Voy por el 2.17, por lo que me he obligado a saltar un par de líneas (un beso de no sé quién…). En lo negativo, coincido en que echo de menos la imprevisibilidad de Chang: le prefería como villano sociópata que como persona necesitada de amigos. Salvo este detalle, cada capítulo me sorprende de un modo u otro; como comentas, al final la costumbre de esperar tanto repercute en que te quedas un poco a medias… En mi caso, por ahora, esa sensación aún no ha cuajado (¡cruzo dedos!). De la primera temporada, disfruté una barbaridad con el de la mafia y, cómo no, con "Modern Warfare" (los diálogos y Chang a lo malote de John Woo eran hasta demasiado buenos). De los momentos que señalas de la segunda, el del cine bíblico me pareció muy bien buscado pero, en mi opinión, la centralidad de Abed genera cierta frialdad (le prefiero de secundario); el episodio embotellado, una obra maestra; solo añadiría la pirueta que se marcan con Troy y Abed en el episodio de San Valentín y la sana rivalidad mezclada con cierta UST que se gastan Jeff y Annie (nunca esperé que tras la S1 tiraran más de ese hilo y, no sé a ti, a mí me funciona). En fin, en cuanto finalice la temporada dentro de una semanira regresaré a tu entrada para recuperar ese par de líneas perdidas…;> ¡Saludos, Nahum!

    Responder
  2. Bryan

    Es lo que dices, en su primer año tenia una formula y la rompía de vez en cuando y este la rompe constantemente y de vez en cuando vuelve a ella. Y así pasa, que cuando vuelven a la formula les suelen quedar capitulos sosetes (que no malos, pero estamos malacostumbrados a que reinventen un genero cada semana). Y si, se han cargado a Chang. Y si, a veces los experimentos no les salen del todo bien. Pero con todo y con eso, es mi comedia preferida en emisión, porque por capitulos como el de dragones y mazmorras, el del estilo documental o la doble season finale ,para mi merece la pena.Un saludo

    Responder
  3. Agustín

    Coincido con tu análisis aunque yo soy uno al que esta temporada no me ha convencido. Mucho referente cultural que descompensa toda la temporada. Como dije toda esta tanda de episodios parecen experimentos de Abed para su uso y disfrute personal. La primera temporada sin ser nada del otro mundo fue mas redonda.

    Responder
  4. Anonymous

    Parece que esta de moda decir que Community es demasiado "genial", como si eso fuera malo. En mi opinion ha sido una temporada perfecta, epica, con un capitulazo tras otro, con mas protagonsimo para todo el grupo(Annie y Troy han estado inmensos) y para el microcosmos que es Greendale (El gran Leonard, Magnitude, Starburns,…) y eso de que es para personas que se creen inteligentes me parece una chorrada como un templo, en fin… Para mi es la mejor comedia actual, la unica que le puede hacer sombra es Parks and recreation y el gran Ron F***ing Swanson. Saludos amante del trivial.

    Responder
  5. LiPooh

    Creo que has dado en el clavo al analizar Community. Además de Chang, otro personaje que creo que se ha devaluado con el tiempo es Pierce (y más con el final).De todas formas, adoro las referencias así que adoro la serie.Saludicos.

    Responder
  6. Un telespectador más

    Poco o nada que añadir, yo estoy en el grupo de los que la adora, y gracias a sus intentos por explorar diferentes recursos es tan grande.Saludos!

    Responder
  7. Hyde

    Estupendo análisis. Efectivamente, cuando a Community le sale un capítulo bueno, es insuperable. Pero esta segunda temporada ha tenido demasiados episodios 'normales', y cuando esperas bloc de foie y te dan foie gras de Casa Tarradellas no es que te lleves un disgusto, pero te decepciona…Aunque no me desagradó la última entrega doble, no ha estado al nivel de parodias anteriores. Creo que se ha desperdiciado el tiro 'Star Wars' (sólo salvo a Abed Solo) repitiendo el formato Modern Warfare. Eso sí, el 'Advanced Dungeons and Dragons' me pareció fabuloso, como el American Poultry de la anterior temporada…

    Responder
  8. Hilario

    Pues mira, yo no soy ni de un bando, ni del otro. Ví los 3 primeros capítulos y me dejó indiferente. No consiguió de mi más que alguna sonrisa. Así que la dejé.

    Responder
  9. Nahum

    JM: Uf, el peso de la recomendación me empieza a pesar, jeje. ¡Ya habrá algo que no te guste y me pedirás cuentas, jeje! BRYAN: Lo de Chang me sorprendió porque funcionaba extraordinariamente bien en la primera entrega. Creo que Dean Pendelton ha ocupado su puesto de esporádico alivio cómico-disparatado.AGUSTÍN: Sí, la "abedización" de Community, jeje. ¡Yo es que siento debilidad por él! ANON: ¡Hala, hala, exagerauu! "Chorrada como un templo". Por eso recomenzaba la crítica. Era un guiño. LIPOOH: Pierce me da que será el nuevo Chang. Fuera del grupo y en plan villano. UN TELESPECTADOR: Yo también la adoro :)HYDE: Es que lo de Star Wars está muy manido ya. Por eso no podían ser originales, supongo. HILARIO: Ojo, ojo, yo no enganché hasta el capítulo 5 ó 6. Me costó un pelín, no le veía la gracia. Creo que así lo escribí en mi primera reseña.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Diamantes en serie
  2.  Despedirse de Pawnee, Indiana | Diamantes en serie
  3.  'Atlanta' sincopada - Diamantes en Serie
  4.  La risa que no cesa - Diamantes en Serie
  5.  La alucinada, barroca y fascinante 'Legion' - Diamantes en Serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *