, archivado en Supernatural

Este año de Supernatural está siendo un peñazo. No ha aguantado el cambio. Le falta fuerza, rock and roll, mitología y vida. Sin embargo, su último capítulo -desde ya, uno de los mejores de toda la serie- rescató el aura de gran producto, de show capaz de reírse de sí mismo como solo lo sabe hacer Community y, de forma más desquiciada, True Blood. Quizá también Fringe se podría atrever con una espiral tan sofisticado sin marearse.

El pasado verano dediqué un mes a escribir un capítulo para un libro editado por David Lavery (responsable de los volúmenes académicos sobre Buffy, Los Soprano, Deadwood, Perdidos, etc.). Mi aportación a este Supernatural: TV Goes to Hell se centra precisamente en cómo la trama de los Winchester se afana en romper el espejo ilusionista. El artículo (“Breaking the Mirror: Metafictional Strategies in Supernatural“) desgrana las referencias intertextuales, los juegos narrativos, la vampirización de estilos (“Ghostfacers”, 3.13.), la ficción como objeto de la propia trama (“Changing Channels”, 5.8.), la parodia del fandom (“The Real Ghostbusters”, 5.9.), la autorreferencialidad del relato (“The Monster at the End of this Book”, 4.18.) o la ruptura de la cuarta pared (“Swan Song“, 5.22). 

Lo ocurrido en el último episodio ha sido mucho más radical:

(A partir de aquí, espoilers)
“The French Mistake” (6.15.) ha ofrecido un derroche de autoironía. La ruptura de la cuarta pared ha sido total: Sam y Dean hacen literalmente añicos el decorado para caer en medio del rodaje de una serie. ¡¡De su propia serie!! La voltereta es retorcidamente buena: Jared y Jensen hacen de unos Sam y Dean que tienen que ejercer de Jared y Jensen. ¡Touché! De hecho, el título del episodio proviene de una broma similar que hizo Mel Brooks en la caótica Blazzing Saddles, un despiporre metaficticio de los de armas tomar; ésta es la escena.

Una vez ahí, en el mundo real, las bromas brotan solas, a borbotones. Y son desternillantes. Están en Vancouver, donde se graba la serie. Sam y Dean Winchester coñean con los nombres de los actores (ay, Padeleski, el polaco), hacen pifias interpretativas en unos momentos francamente chistosos y conducen el juego del simulacro del yo a extremos delirantes. En ese territorio, el actor Misha Collins se lleva la palma: en lugar de su voz grave y amenazante, vemos un actorcillo engominado, engreído, que solo piensa en tuitear chorradas a sus fans. ¡Y lo mejor es que los tuits fueron ciertos!

Los responsables de la serie también aparecen en la trama del capítulo: Bob Singer, Sera Gamble, Eric Kripke, Jim Michaels, etc. La mayoría están interpretados por actores, pero también hay espacio para tipos haciendo de sí mismos, como detallan en Supernaturalwiki. La voz de Sera Gamble es la verdadera, por ejemplo. Ahí es donde la autoparodia de Supernatural alcanza sus cotas más crueles… y divertidas. Bob Singer se lamenta una y otra vez de haber empezado la sexta temporada e inserta en el propio relato el descontento de los fans. Incluso, ante el caos del esperpéntico rodaje, se ven obligados a llamar al mismísimo Eric Kripke, a ver si él es capaz de ordenar el desaguisado. Pero no. ¡¡Lo matan!! El autor ha muerto. Ay, si Barthes levantara la cabeza

Todo ese juego subterráneo de bromas entre los creadores y la calidad del producto traslada un guiño a los fans más acérrimos, aquellos que ya recibieron un sonoro cachete el año pasado. Pero también hay un nivel más ligero donde todo amante de Supernatural entra con facilidad. Como explica Sera Gamble, querían que las bromas fueran accesibles. Las caras de Dean al contemplar la fila de Impalas, ejem, no tienen precio.

Pero aún hay más. Las vidas personales de los actores entran en escena. Como los más romanticones conocen, Jared Padalecki se casó el pasado año con Genevieve Cortese, la implacable Ruby de la cuarta temporada; las caras al saber que Sam está casado con Ruby son de auténtica obra maestra; comedia clásica de enredo.

Además, las puyitas a los caprichos de las estrellas, a sus posados en revistas reales, a las supuestas malas relaciones entre los protagonistas o, incluso, a lo vergonzoso de su pasado fueron recogidas con brillantez en el capítulo. Dean reconociendo los primeros papeles de su alter ego en Days of Our Lives producía vergüenza ajena:

Con todo esto, Supernatural ha regalado uno de los capítulos metaficticios más brillantes e inteligentes de la historia de la televisión. Porque no solo han roto la cuarta pared, sino que la han hecho pedazos y han congelado la imagen.

También te puede interesar

20 Comentarios

  1. Hyde

    Eres un monstruo, Alberto. Vaya post currado, certero, tan periodístico como académico. Una maravilla. Felicidades, maestro

    Responder
  2. lacom-secreta

    gracias por tu articulo, Supernatural es la serie mas infravalorada que conozco, uno de los motivos por los que me gusta tu blog es que no tienes esos prejuicios, este ultimo capitulo me ha resarcido un poco de la mala imnpresión global de la sexta temporada, me está decepcionando mucho, aunque despues de navidad han mejorado un poco, a pesar de que el capitulo 14 volvió a ser desastroso en mi opinión, con este capitulo me han recordado que aun sigue ahi parte del equipo que la hizo diferente a otras de su género, supongo que la seguiré viendo porque ya son como viejos amigos pero sobre todo por cosas como este capitulo, por cierto, ese libro del que hablas, se puede conseguir por estos lares? realmente me interesaría leerlo! sobre todo tu articulo, me fascina el tema del metalenguaje, quizá por eso Supernatural me parece una serie que tener en cuenta, a pesar de que parece muy del montón! gracias por el articulo, es realmente bueno! no se puede añadir mas! XD

    Responder
  3. Dani

    No sigo la serie (sólo vi los primeros 5 ó6 episodios) pero, sinceramente, tras leer su escrito no puedo evitar echarle un vistazo a este episodio, incluso sabiendo que habrá muchas cosas que se perderán para alguien que no siga la serie, por accesibles que sean las bromas.Tengo que reconocerme un fan de las bromas "meta"… pero cuando se hacen con estilo e inteligencia. En este caso, el planteamiento parece interesante y, no sólo eso, sino que también con momentos que van siempre un pasito más allá: lo que a mí me gusta.Un saludo.

    Responder
  4. Condesadedia

    Pues a mí desde el capítulo 9ha vuelto a gustarme. También es verdad que soy poco exigente, y que no sigo mil series como la mayoría de la gente, así que no tengo que "deshacerme" de esta. El gran problema que le veo a la temporada es que se lo están tomando todo con demasiada calma. Que "el malo de la temporada" apareciera fugazmente en el décimo capítulo y luego ya no se haya vuelto a saber de él, es muy mosqueante. Si no renuevan, les va a quedar un final muy chapucero (con lo bonito que habría quedado si hubiera terminado la temporada pasada). Y si renuevan, temo que la cosa vaya aún a peor…Eso sí, este capítulo ha sido ENORME. No me reía tanto desde "Changing Channels"

    Responder
  5. satrian

    Lo de Los días de nuestras vidas ha sido épico, pero me quedo con la muerte de Eric Kripke y con Misha. De todas formas un capítulo no levanta una temporada desastrosa, caótica, sin gancho y aburrida.

    Responder
  6. Adri

    Estoy de acuerdo con todo lo que expones, Alberto. Por una parte la serie ha perdido gran parte de su magia, la mitología ya no interesa lo más mínimo y en lo que llevamos de sexta temporada sólo un par de episodios más autoconclusivos y que recuperaban algo el espíritu de las primeras temporadas se pueden salvar.Pero por otra parte este episodio ha sido uno de los mejores de la serie por todo lo que comentas. No sólo por las sanas carcajadas que provoca, sino por esa autocrítica tan grande que hacen de sí mismos que muchos no se atreverían a hacer.

    Responder
  7. OsKar108

    Muy bueno este capítulo, en una más que mediocre temporada (salvo este capítulo y algún que otro momento más); que pena que no terminase la serie en el final de la 5ª, creo que no se me va a quitar esa sensación nunca, ojalá me equivoque y remonten.¡Saludos!

    Responder
  8. Seriálicos Anónimos

    Hasta este último capítulo sentía decepción y frustación, ¡cómo podían estar tocando tanto fondo en esta temporada! Me daba mucha pena que una gran serie, que para mí lo es, como Supernatural estuviera cayendo en la trampa "Lostniana": todo vale y no hay justificaciones.Menos mal que apareció la Muerte, menos mal que Sam volvió a tener alma y ¡menos mal que nos han ofrecido este último capítulo! El mal sabor de boca se me ha quitado bastante, ¡qué le voy a hacer!, no puedo olvidarme de los Winchester, son mis amigos… Vamos que no he podido reírme más con este último capítulo, tanto, que incluso quiero volver a verlo!!!S.A.

    Responder
  9. Pepe Bernabé

    Vaya una entrada. Desde luego este capítulo ha sido la leche, me ha devuelto las ganas de seguir viendo la serie (que tras los últimos episodios me estaba empezando a aburrir).¿Romper la 4ª pared? Pan comido para los Winchester.

    Responder
  10. Fernando

    H.La serie no tiene la épica de las anteriores temporadas, pero no esta mal. Y el capítulo de un día con Bobby también estuvo muy bien. Me sento mal la muerte de Crowley, le podían haber sacado más al personaje. EL resto se esta cociendo a fuego lento, ya veremos como acaba

    Responder
  11. Anonymous

    no llegue a ver el ultimo capitulo pero por la descripcion la idea parece robada de Erie Indiana, su ultimo capitulo (creo) era igual, el personaje, un adolecente que vive en un pueblo lleno de cosas sobrenaturales bizarras que investiga, despierta en el plato donde producen su serie y tiene que descubrir como volver a su realidad.Rebicenlo.

    Responder
  12. Alberto

    Es cierto que es una temporada un poco más floja pro no la veo tan desastrosa como la veis la gran mayoría. Es cierto que los casos son un poco raros y la trama es lenta pero , el capitulo 3 de los angeles y las armas, el capitulo de Bobby, el capitulo de Expediente x, y estos 3 últimos despues de navidad me parecen de calidad, un poco más baja , pero de calidad.Este capitulo es increible, yo pense que se iban a cargar la veracidad de la trama, pero lo hacen tan bien que da gusto ver su ironia y su capacidad de reirse de si misma. Me quedo con la frase, "esta es la sexta temporada , puede ocurrir de todo"

    Responder
  13. Nahum

    El libro sale en USA en septiembre, dicen los editores. En todo caso, lo anunciaré en el blog.

    Responder
  14. kimberlybrian

    Me da pereza tu forma de escribir. queres ser filosofo escribiendo entonces aprende como piensa la gente y que le gusta.

    Responder
  15. Marco

    Supernatural es una de las peores series que e visto. La trama, el misterio, y la historia empieza en un solo episodio, y termina en ese mismo episodio.. No hay un continuismo, oh una narración en una sola temporada, sino en un solo capitulo. La historia empieza y termina en el mismo capitulo. Y no paran de nombrar a cada ratio a su padre muerto, eso me infla las pelotas. Es una serie de porquería, una decepción igual que Flsh, igual que arrow.

    Las series que si valen la pena ver y no esa tontería porqueria de “Supernatural” son; The Man In The High Castle. Prison Break, Breaking Bad, Carnivale, hannibal lecter, (Medio recomendable “Cronicas Vampiricas” para entender “Los originales” que es muy buena serie, Caprica, galactica, Jericho, Marco Polo, Penny, Resurrection, La cúpula, Roma, Taken, Tirano, Vikingos, TWD, Fear TWD, worldwest etc etc etc… Y no esa porquería de seria llamada “Supernatural”

    Responder
  16. Irene

    Me ha encantado el post. Qué puedo decir, es cierto que Supernatural debería haber chapado hace ya mucho tiempo y siento que siguen alargando temporadas sin remedio (actualmente 13!) Los que seguimos viéndola (al menos yo) es porque esta serie ha sabido crear su propio mundo. Los personajes tienen mucho rodaje y bien es cierto que muchas bromas sólo se entienden si realmente conoces toda esa trayectoria. Tiene muuuchos puntos a criticar pero, precisamente, esa metaficción que ha sabido demostrar, esos guiños a otras series o actores (véase una que me gusta mucho que es la del bate Lucille de Negan en Walking Dead, el actor que también encarna al padre de los winchester) además de toda la cultura ochentera y el humor, me encanta y creo que se debe valorar.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  TV Goes to Hell: el libro de Supernatural | Diamantes en serie
  2.  Emma
  3.  Conferencia en Pamplona y un ensayo sobre ‘Breaking Bad’ | Diamantes en serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *