, archivado en The Walking Dead

Jenner: Anoche dijiste que sabías que era cuestión de tiempo que todos a quienes amabas murieran.  

Rick: ¡Tenía que mantener la esperanza viva! ¿No?

Jenner: No hay esperanza. Nunca la hubo.

Rick: Siempre hay esperanza.

Frank Darabont ha establecido con The Walking Dead una fuerte continuidad con La niebla, su último film. Fue una cinta apocalíptica, dura, muy irregular, pero con uno de los finales más devastadores de los últimos años. Quienes recuerden el plano que clausura aquella película entenderán mejor el dilema al que se enfrentan los personajes del exitoso gore de la AMC en su “TS-19”. Pelear o bajar los brazos. La lucha o el suicidio. Morir matando… en un mundo que ha estallado para siempre.

Los seis capítulos de esta primera temporada han sabido a poco. Como si todo esto fuera un prólogo de la verdadera aventura que comenzará el próximo octubre. Aunque suene a tópico, esta vez es verdad: la materia prima es excelente y la promesa de “gran serie” se mantiene intacta. Pero, hasta el momento, es eso, una promesa. Porque The Walking Dead no ha vuelto a mostrar el brío del magnífico piloto, aquel hachazo de silencio, extrañeza y vísceras que tan alto puso el listón.

(Detalles de toda la trama a partir de aquí)
En su desarrollo, la serie ha exhibido un arsenal de recursos muy estimable. Me han gustado especialmente las secuencias previas a los títulos de crédito, desde el primer bofetón, llenas de fuerza, incluso de rabia; aún estoy esperando ver reaparecer al terrorífico salvaje que interpreta Michael Rooker (1.4.) y, desde luego, empatizo más con Shane tras su aterrada desesperación por salvar a Rick (1.6.). Además, ha habido momentos de acción resueltos con nervio, como el ataque de los zombies al campamento o la última escapada de la ciudad, y una remarcable capacidad para deslizar imágenes visualmente muy, muy poderosas. Es lógico teniendo en cuenta el acabado formal de la serie: fotografía elegante, música-guante de Bear McCreary, maquillaje of course y certeras localizaciones (el lago me pareció tan poético…).
Pero reconozco que lo que más me ha llenado ha sido el espejismo de lo humano. Todos esos instantes en los que los protagonistas -los vivos- siguen reclamando humanidad para los muertos. En el último capítulo, por ejemplo, la relación de Jenner con su mujer a la que ahora, melancólicamente, se refiere como “Test Subject 19“. O, en el anterior, la reclamación de Glenn para que no quemen a los suyos. Porque son los suyos, con los que hasta hace media hora compartía el rancho, no unos vulgares zombies desconocidos. Hasta Rick, un tipo nacido duro, ha tenido movimientos similares, desde ese gesto de revisar la cartera de un zombie antes de abrirle las vísceras hasta aquella damisela a la que le ofreció una muerte digna:
Esa nostalgia me toca la fibra. El vino y la ducha del último capítulo son un espejismo, una anomalía, un sueño del que despertar. Porque ya no existe más “lo normal”.
Pero también ha habido elementos más discutibles. Los acontecimientos de la trama sí tenían punch y uno constantemente sentía la tensión por conocer la fortuna del grupo. Pero, por el contrario, algunos personajes han atravesado la historia como auténticos fantasmas. De puntilla, sin vida dramática. Una prueba: si os pregunto por los muertos en la masacre del capítulo 4, ¿cuántos sabrían contarme sus vidas? Si acaso Amy, la hermana de Andrea. El resto, plin. En esto, aunque parezca extraño, el primer tomo del cómic (el único que he leído) lo hacía mejor. Hasta la Lori en blanco y negro desprendía más vida que Sarah Wayne Callies…
También he pillado algún renuncio de guión, pero como Fernando Hugo ha señalado dónde recopilan unos cuantos, me ahorro los detalles. Me importa más el ritmo, que se ha revelado desigual en una serie que, al ser tan cortita, debería ofrecer solidez británica; es algo que los creadores tendrán que trabajar más el año que viene, ya con 13 capítulos en el zurrón y muchas líneas abiertas.
Por último, no puedo dejar de comentar un recurso barato que, de lejos, fue lo que menos me gustó de la season finale: ¿Qué demonios le susurra Jenner a Rick en el oído? ¿Tiene sentido lo repentino de un recurso tan de saldo? ¿Ya empezamos a marcar las cartas cuando ni siquiera estábamos jugando al póker?

En general, The Walking Dead ha tenido una primera temporada más que aceptable, con puñado de momentos inolvidables como este reencuentro y litros de sangre salpicando en el sofá de casa. Quizá demasiados. Ojalá recupere la sutilidad visual y narrativa del piloto, que mira que era bueno y emocionante.

 

Como grita Rick, “siempre hay esperanza”; como canta Dylan, “Tomorrow is a Long Time”. Pues eso. Yo también elijo luchar.

23 Comentarios

  1. ALX

    Es cierto que la serie tiene un pequeño defecto, pero que es compartido por el cómic, que con tanto personaje, algunos apenas quedan esbozados. Y, como bien comentas, tras la masacre del 1×04, realmente uno no sabría decir, ya no quienes eran, sino, quienes faltan.

    Responder
  2. Raúl

    A mí me ha encantado. Se me ha hecho corta. Creo que en el susurro final el doctor le dice a Rick que alguien de su grupo está infectado (lo sabe por los análisis de sangre) Yo apuesto por la esposa o el hijo.

    Responder
  3. Anonymous

    Sobre el asunto del susurro, recurso bastante manido como bien dices, primero decir que espero y deseo que esto no se convierta en un Lost II, la partida de tahúres más frustrante de la história.Y segundo, que quien se haya leído el comic ya deberías saber que puede decirle el bueno de Jenner a Rick.Solo espero que mantengnan las señas de identidad del cómic,cosa que a veces es pedir mucho…

    Responder
  4. Jaina

    Ay, ¡yo también odio que vayan con secretitos! De hecho, ahí está el cliffhanger chapucero de esta temporada. Yo no he leído los libros, por lo que voy con la novedad al 100%. Como buena historia de zombies he disfrutado, además la serie ha ido creando más interrogantes que respuestas, y se ha despedido con todo bien abierto. El problema: esos personajes que se me caen a trozos y, salvo el héroe y el viejo, el resto me daba igual. Cuando me cuesta recordar los nombres pasa algo. Espero que mejoren ese aspecto en la S2.

    Responder
  5. herb_b

    Pues a mi los personajes me parecen el punto fuerte de la obra original… pero es que solo adapta el primer tomo, que por si solo no es gran cosa. La cosa deberia ir a mas, a nada que sean capaces de estar a la altura del material en el que se basan.

    Responder
  6. Anonymous

    Me pareció un recurso muy cutre. Y el final no estuvo ni mucho menos a la altura de la temporada, los dos últimos capítulos creo que han sido bastante flojos y podrían haberse juntado en uno. La parte del centro de investigación en el fondo no ha servido para nada, como vino se fue. En fin, escaso final.

    Responder
  7. Nahum

    ALX: Pus fíjate que a mí en el cómic me parecían con más entidad. También es cierto que lo leí tras el segundo capítulo de la serie, por lo que era familiar con muchas cosas. RAÚL: Umm, interesante idea. Pero, entonces, a ese infectado lo habría expulsado antes, ¿no? Era la condición que puso Jenner. Yo pensé que le diría que su esposa estaba embarazada. ANÓNIMO 1: Bueno, bueno, de momento solo ha sido un desliz. Está lejos de Lost, creo. JAINA: Quizá con más capítulos para desarrollar conflictos, pueden tener más tiempo para ahondar en la psicología de los personajes. A ver. HERB: Bueno, solo he leído el primer tomo, pero se toma bastantes licencias (a no ser que coja elementos de tomos posteriores y los haya insertado acá). ANÓNIMO 2 (¿Labekoa?): A mí el último sí me gustó, la verdad. Con los defectos que señalé, pero con un nivel bueno. Eso sí, lo del piloto no ha vuelto a repetirse.

    Responder
  8. satrian

    El piloto era el capítulo más difícil y ha sido el que más me ha gustado, se han ido a por los recursos efectistas demasiado pronto, y es cierto que algunos personajes ni ha dado tiempo a conocerlos, por eso sus muertes tampoco nos afectan, en el primer tomo del comic ya nos habían tocado más la fibra sensible, y habían dado algunos golpes de efecto mucho mejores que en la serie, pero en general no creo que el ritmo haya decaido tanto, eso sí el final de temporada no ha sido tan espectacular como esperaba.

    Responder
  9. juan

    En una historia de zombies nunca hay suficiente sangre.El secretito al oido no es para tanto,¡que es un final de temporada!.

    Responder
  10. Mr Jarndyce

    A mi, al igual que a Alberto, lo primero que me vino a la cabeza es que la mujer está embarazada y quizás haya algun problema con las fechas en la segunda temporada, con lo que se descubrirá su tema con Shane.Que conste que no me he leido los libros (por si luego acierto…)

    Responder
  11. Pixelwoman

    Es curioso lo de los "fallos" del guión respecto a por qué no encuentran comida, coches, etc… No sé si has visto la serie británica "Survivors", que está bastante bien, pero, curiosamente, en esa serie, también de futuro apocalíptico, no tiene ninguno de los fallos que señalan en ese post. Está todo muy muy bien pensado y calculado. Me da que los fallos ocurren porque los propios guionistas no tienen muy claro cuánto tiempo ha pasado desde el apocalipsis zombie. Incluso parece que no tienen muy claro "cómo" ha sucedido todo (tal como dicen en ese post, ¿cómo no iba a ganar un tanque a un montón de zombis? ¡Es un tanque!)

    Responder
  12. Nahum

    SEVI: Joer, vaya destroyer el "crítico". Exagerauuu. SATRIAN: Yo también recuerdo emocionarme en varios momentos del cómic. Estoy deseando leer más, a ver cómo evoluciona. JUAN: Ja, por eso no es mi género favorito precisamente. En el piloto no había tanta.MR. JARNDYCE: El tiempo (nos) dirá. PIXELWOMAN: Me gustó mucho "Survivors". Tiene ese empaque británico. Aquí el enlace de lo que escribí, por si te interesa: http://is.gd/iqUsi

    Responder
  13. OsKar108

    El piloto fue tan bueno que ha sido difícil aguantar a su altura, aunque en mi opinión, muchas más virtudes que defectos. En casi todo lo que has escrito estoy bastante de acuerdo. Esperemos que en la próxima temporada, de longitud más larga, se pulan y mejoren los defectillos que ha tenido, yo la espero con ganas.Tengo pensado leerme hasta donde ha llegado la serie y así apreciar las diferencias y comprobar si yo también disfruto tanto como los que ya lo han leído.¡Saludos!

    Responder
  14. XX-XY

    Esta era una de las series que tenia apuntada para empezar a ver, pero leer tu comentario me ha dejado frio. ¿Merece la pena verla o pruebo con otra?

    Responder
  15. Carlos

    Jenner: Anoche dijiste que sabías que era cuestión de tiempo que todos a quienes amabas murieran. Rick: ¡Tenía que mantener la esperanza viva! ¿No?Jenner: No hay esperanza. Nunca la hubo. Rick: Siempre hay esperanza. Ahondando en el tema de la esperanza, Rick le comenta a Jenner que si cree que no hay esperanza por qué no se ha suicidado. Y le contesta porque ha hecho una promesa. Porque le hizo una promesa a ese sujeto 19, que ahora sabemos que es su esposa. Es el amor el que nos abre a la esperanza.Y comentando otras cosas que me han llamado la atención de esta serie:En el penúltimo capítulo de la primera temporada, el grupo de supervivientes que está a las afueras de Atlanta (una ciudad fantasma, en poder de los muertos), decide huir y buscar un laboratorio del Centro de Control de Enfermedades. Se aferran a la posibilidad de que allí haya también supervivientes. Al final del capítulo, se ve que en ese laboratorio hay un superviviente, que está investigando una cura para el virus que ha provocado esa plaga. Sufre un accidente por el que se destruye la única muestra que le permite investigar en busca de una vacuna. Desesperado, anuncia en una comunicación, que día tras día manda buscando alguien que le responda, que se va a pegar un tiro. La cámara, poco a poco se va alejando, mostrándonos un centro de comunicaciones totalmente vacío. Expresa este movimiento de cámara su soledad y desesperación.El grupo de supervivientes de Atlanta llega al laboratorio. Se encuentran las puertas cerradas. Se está haciendo de noche, y los zombies (caminantes los llaman) comienzan a llegar. El grupo está desesperado. Le dice a Rick, polícia y líder del grupo, ¿para esto nos has traído hasta aquí? ¿para morir? (¿Rick como un nuevo Moisés conduciendo al pueblo de Israel por el desierto?). Rick se aferra a que ahí tiene que haber alguien. Son momentos de tensión. El científico lo está viendo por las cámaras de seguridad y duda si abrir las puertas (el drama de la elección). Decide abrirles las puertas, cuando todos están ya marchando. El cápítulo termina con la puerta que se abre y tras ella una luz (muy sugerente esto de la puerta y la luz, ¿símbolos de la esperanza?)También me pareció significativa la despedida de Andrea de su hermana Amy. Especialmente cuando Amy despierta ya convertida en zombie y se aferra todavía a lo que le queda de humanidad para despedirse también de su hermana. En esa lucha, parece que acaricia a su hermana… Cuando ya intuimos que agarra a su hermana para atacarla, viene la parte más dramática, en la que Andrea tiene que dispararle.La historia de los zombies es una excusa para contar esa otra historia tan humana…

    Responder
  16. Javier Meléndez

    Interesante reseña y recopilación de errores. Para mi el mayor error está en interrumpir las escenas de acción con escenas de confesiones o pequeños rencillas en el campamento.

    El terror es una sensación acumulativa y resulta molesto que el rescate del tipo encadenado en la azotea se vea interrumpida con las escenas arriba señaladas. El tono o ritmo se rompe. La tensión se diluye. Es algo que debería trabajarse en el futuro. Como ejemplo de ritmo e intercambio entre acción y escenas bla-bla-bla, 24 lo consigue.

    ¡Saludos!

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Alberto N. García
  2.  Santiago Navajas
  3.  Laura Marti
  4.  David Marzal
  5.  Homo homini lupus | Diamantes en serie

Responder a Pixelwoman Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *