, archivado en Breaking Bad

Perfecta, portentosa, fuera de lo común. Soberbia, brutal y genial. Así ha sido este año Breaking Bad, en una de las temporadas más sobresalientes que recuerdo.

 

 

Las andanzas del profesor White en este tercer asalto han llevado al espectador hasta la esquina del ring y han estado a punto de noquearle en varios episodios. Pero cuando parecía que la trama atisbaba un callejón sin salida, los guionistas abrían una insospechada vía de escape y ¡gong! ¡Salvados por la campana! Porque la serie no ha dejado un milímetro de distancia esta vez: sin tirar ni un solo golpe bajo, han practicado un juego de pies ágil, capaz de romper la cintura y descolocar al espectador una y otra vez, dejándolo siempre a merced de que Vince Gilligan soltara un derechazo de ingenio o un gancho de violencia inesperada. Un carrusel de golpes bien dados: han castigado el hígado a base de escenas visualmente tan duras como inolvidables, de protagonistas en una imposible huida hacia adelante, de una legión de fulgurantes secundarios que jamás tiran la toalla y de una tensión emocional de las que deja sin resuello:

http://www.youtube.com/watch?v=9dlcoCEl718

(A partir de aquí, detalles de toda la tercera temporada)
Porque Walter White ha continuado cavando su propio agujero. El de su tumba. Entonces, si es un tipo tan listo (que lo es), ¿por qué no abandona carcomido por la culpa? ¿Por qué no acepta entrar en el sistema de testigos protegidos que le propone Jesse? ¿No ha sido suficiente el accidente de avión, el desastre de Hank o el asesinato de los dos traficantes en “Half Measures“? No, no es suficiente. Porque ahí es donde entra el laberinto psicológico de este desconcertante personaje, tan bien escrito (y actuado) que hasta da miedo en su cercanía. 

Walt ya no quiere ser un Don Nadie. La puñetera naturaleza humana es lo que tiene: uno le coge gusto a ser poderoso. Y, ahora, aquel mal paso que dio en la primera entrega ha ido ahogándole en un baño de sangre que no tiene vuelta atrás. Su alma se ha ennegrecido y va cruzando casi todas las líneas rojas, alejándose cada vez más del remordimiento de la segunda temporada. Ahora apenas quedan Jesse y su familia, los únicos a quienes aún respeta. Porque hasta un inocente (Gale) deja de serlo cuando su propio pellejo está en juego. Walt pasea el lado oscuro y una de las incógnitas más interesantes para el próximo curso es la de saber si alguien así aún puede obtener redención. Ya lo advirtió él mismo en esa claustrofóbica maravilla de guión y actuación que fue el 3.10. (“Fly”): todo está contaminado, empezando por su propia alma. Debía haber muerto antes y nada de esto habría ocurrido. Pero, al tirar la moneda, salió cara…

 

 

Ese capítulo -aún más atrevido que el recordado “4 Days Out” (2.9.)- evidencia cómo Breaking Bad se mueve con una soltura asombrosa por muy diferentes registros; al igual que Dexter, juega al límite sin caer nunca en el precipicio. Aunque haya sido la temporada más oscura, ha provocado carcajadas: Saul sigue regalando frases para el mármol y esta vez el bonachón Hank, trágicamente obsesionado con Heisenberg, ha cedido el testigo risueño a su sobrino y su esposa, capaz de echarle una “milagrosa” mano en la recuperación. 

Por otro lado, las secuencias de acción demuestran que, junto con Mad Men, Breaking Bad es la serie mejor dirigida: secuencias agobiantes como el ya mítico duelo entre Hank y los hermanos Moncada, esta enfermiza escena de hospital o, en el último capítulo, ese tiroteo donde Mike demuestra que su efectividad no tiene nada que envidiar a otros villanos. Además, las escenas previas a los títulos de crédito (en este año han abundado los flashbacks) son ya marca de la casa, de las que quedan pegadas a la retina por largo tiempo. Recuerdo la fantasmagoría del 3.1., la angustiosa niñez de los primos de Tuco o la irónica presentación de la receta “Pollos Hermanos“. ¡¡Pero es que los cierres de capítulo tampoco le han andado a la zaga!! La capacidad de la serie para regalar momentos imborrables ha sido inmensa.

A pesar de la aspereza y la espectacularidad callada de su violencia, Breaking Bad sigue agasajando los silencios y las miradas, como en la obsesiva frialdad de Walter para arreglar una mesa que cojea. Y ahí también ha guardado espacio para la ternura, imprescindible para la humanidad y empatía que generan los personajes. Ahí es donde nos ganan para su causa: un bebé que juega con las gafas de Walter mientras le da el biberón o esa lancinante melancolía de Jesse, simbolizada en un mensaje de voz o el carmín de un pitillo. 

Quizá Jesse haya sido el personaje que más ha evolucionado en estos trece vibrantes episodios. No necesariamente en línea recta. Ha experimentado culpa, dolor, nostalgia, redención, amor, ira, codicia o ansias de venganza en uno de los monólogos más gloriosos que recuerdo, bitch! (y eso que ha habido tres o cuatro para enmarcar):

Por su parte, ya sin máscaras, Walter ha abierto una interesante línea de juego en su relación con Skyler, abocada al lavado de dinero para salvar lo que pueda quedar de decencia en su familia. De nuevo, la serie se empeña en empujar moralmente a sus personajes hasta las zonas más incómodas. Y, ahí reside su grandeza, lo hace de forma creíble, haciéndote cómplice de su desesperación y comprando la excusa de que “no hay otra salida”. 

En este sentido, la última escena de la temporada es paradigmática. Walter está contra las cuerdas (¡otra vez!) y busca la última ocurrencia para seguir con vida. Sabe que el inteligente Gus (¡qué gran personaje!) no da puntadas sin hilo y, además, cuenta con una ventaja sobre Walter: su frío pragmatismo carece de topes morales. Matar es tan solo despejar una “x” de la ecuación económica. Hasta que Walter ha descendido al infierno y ha resuelto que él también sabe tomar “medidas completas”:

http://www.youtube.com/watch?v=ACNEAbLnO9c

(Una duda para concluir. A pesar de que Gilligan lo afirme, no estoy del todo seguro de que Jesse haya matado a Gale. Lloroso y avergonzado, gira la pistola de forma ostensible antes de disparar. Pero es que, además, Pinkman es un tipo que ha acabado convirtiéndose en la brújula moral del relato. ¿De verdad que se habrá atrevido a hacer lo que ha estado medio capítulo pidiendo evitar? ¿Él también se ha quedado sin coartadas?) 

————- 

Cortesías (Ohhhtv! y el final de Perdidos)

También te puede interesar

33 Comentarios

  1. John Connor

    no se mueve la pistola,lo q se mueve es la cámara,Gale está más muerto q los pollos de Gus;q final más espectacular y q larga va a ser la espera para la 4ta

    Responder
  2. Nahum

    Pues tienes toda la razón JOHN: lo que se mueve es la cámara, no el brazo de Jesse. Quizá me ha despistado el vídeo de Youtube: no sé cómo, pero está al revés, como en un espejo (?).

    Responder
  3. aras

    yo creo que le mata, pero y si no (que tambien es muy probable)….¿walter como sale de esa? dios que encrucijada….

    Responder
  4. Mauro

    Enorme final de una temporada impoluta (ironía), de una serie todopoderosa (no se me ocurre otro adjetivo). Mañana cuando termine de digerirlo del todo intentaré juntar palabras y que me salga un comentario un octavo de lo bueno que es el tuyo.Lo único que me queda por decir es: creo que Breaking Bad se ganó un hueco en la cabecera de tu blog. I'm just sayin'… bitch.

    Responder
  5. .

    Nunca me había pasado con una serie que, sin que haya terminado, necesite empezar de nuevo a verla, pero Breaking Bad es otra cosa. Tiene la violencia seca del Cormac McCarthy de "Meridiano de Sangre", las relaciones personales de "Los Soprano" y una evolución en los personajes a la que no le encuentro nada que se asemeje. Si además le añadimos la estética tan poderosa (véase la escena en la que provoca el cortocircuito con los globos, cómo la música ayuda a crear un atmósfera irrespirable) y una fotografía desértica e infernal, ¿Qué nos queda? Pues eso, Breaking Bad. A día de hoy, "la serie". Y remontando puestos en el ranking histórico a toda velocidad.

    Responder
  6. dexigns

    En efecto Nahum, yo en un primer momento pensé que giraba la pistola, pero no, es un giro de cámara. [SPOILER] Disparar dispara en la posición en la que estaba o sea en dirección a Gale [FIN SPOILER]. Coincido con John en que la espera va a ser demasiado larga. Un saludo!

    Responder
  7. José B.

    Debido a la "insistencia" de este blog, me vi las tres temporadas completas en 10 días, justo antes del estreno del 3×13. Es una de las mejores series junto con The Sopranos y Six Feet Under, pero debo admitir que tiene algunas cosas "criticables": es medio tonto que un personaje tan poderoso como sr.pollo no pueda conseguir a otro nuevo cocinero y que desde ahora empiece a trabajar con su "peor enemigo"; por cierto, el accidente de avión lo mostraban como algo clave durante toda la segunda temporada y resulta que pasó a ser algo secundario, (casi)sin relación con la trama principal además del padre de la novia de Jesse. El creador confirmó que tiene pensado que la serie dure 5 temporadas en total. Espero que al final no resulte que Walter ya estaba muerto en el purgatorio y se reúna con sus seres queridos en una iglesia para ir al cielo.

    Responder
  8. St

    a jose B: Pués quizá no sea tan fácil conseguir a alguien que "cocine", habrá mucha gente con conocimientos químicos pero puede que no sean capaces de elaborar esa meta azul tan buena o no quieran trabajar para las mafias de las drogas, también decir que el señor Pollo no puede parar la producción como dice en los últimos capítulos. Me chirrió más que Saul no los entregara inmediatamente. Respecto al creador yo lei que tenia pensada la serie para 4 temporadas.En fin, gran serie, una joya total.

    Responder
  9. Nahum

    ARAS: jaja, como si fuera la peor encrucijada en la que se ha visto Walter… Creo que las ha tenido peores (aquella de Tuco en la primera o segunda temporada). MAURO: Deseando leerte, amigo. Si mi "diseñador de cabeceras" se anima para el año que viene, seguro que entra. ¿Walter o Jesse? ¿O Hank? ¿O Gus? ¿O Saul? Leñe, cuánto gran personaje. .: Lo de MacCarthy lo he dicho varias veces. No solo esa sequedad de "Meridiano de sangre", sino fíjate cómo los primos de Tuco son máquinas muy parecidas al Anton Chigurhg (Bardem) de "No es país para viejos". Otra obra muy "moral", de tipos contra las cuerdas, por cierto. DEXIGNS: Yo estaba convencido, además, por los lloros de Jesse. De veras, aún me cuesta encajarlo con su personaje. Matar a los traficantes por venganza, claro, ¿pero exterminar a un inocente? Ummm. JOSÉ B.: Yo más que esas cosas que citas, lo "peor" de la temporada fue el perfil bajo del 3.11. Lo de conseguir otro cocinero, bueno, responde ST: uno tan bueno, parece que no. Por eso su conversación con Gale: le pregunta cuánto tardará en hacerse con el método White. Lo del accidente, totalmente de acuerdo, pero es algo de la segunda temporada. De hecho, si lees mi crítica de entonces, fue lo que me chirrió: a eso me refería en este texto con lo de no dar "golpes bajos" en esta temporada. Aquello lo fue; en ésta, todo ha sido más limpio y honesto. Ah, dijo 4 temporadas, en efecto. ST: Lo de Saul sí es cierto que chirría. Pero, ojito, no es un personaje plano. Debe de tener su corazoncito (aunque diga que habrá que subir su tarifa después de ayudarles) y creo que será una línea de trama en la siguiente temporada. Saul también tiene sus límites, quizá. ¡Si hasta Mike tiene su corazoncito!

    Responder
  10. Moltisanti

    Sobre por qué Walter no accede a entrar en el programa de testigos protegidos, lo he visto como que si lo hiciera, arruinaría la vida a su familia. En parte ya lo ha hecho, pero a excepción de Skyler, todavía ha conseguido mantener a todos engañados.Me ha encantado la entrada, lo que has comentado y como los has hecho, además del detallazo de colocar y recordar esas escenas para el recuerdo. ¡Graaaande!Somos unos afortunados por poder estar viendo esta maravilla llamada Breaking Bad.

    Responder
  11. José B.

    Lo que leí en Carrusel de Series fue lo siguiente: "Anoche precisamente AMC anunció oficialmente la renovación de la serie por una merecidísima cuarta temporada, y además, Vince Gilligan (el showrunner y creador) aprovechó para dejar caer que en sus planes está que Breaking Bad tenga cinco temporadas".¿Nahum, para cuándo un post sobre una miniserie argentina? Antes que Dexter, nosotros tuvimos Criminal; antes que Prison Break, tuvimos la insuperable Tumberos; y otra serie "de culto" es Okupas. Saludos.

    Responder
  12. OsKar108

    Espectacular entrada, con acompañamiento de excelentes vídeos (todos ellos de auténticos momentazos); a la altura de la serie que comenta.Una temporada realmente impresionante, asfixiante como pocas y que me hace pensar en esos comentarios en los que se dice (como casi siempre) que "las series ya no son lo mismo que hace unos años" pero me gustaría recordar temporadas como ésta, la 4ª de Dexter y la 2ª de SoA, eso contando solo unas pocas de las que yo veo, que seguro que hay más y que yo no sigo. Degustemos las grandes series que nos ofrecen, que hay bastante y bueno donde elegir.Yo creía que Jesse no lo iba a hacer (además no me di cuenta de que ya era el final del capítulo hasta que acaba la escena, se me pasó el capítulo volando).¡Saludos!

    Responder
  13. Nahum

    MOLTI: Bueno, quizá tampoco es tan fácil entrar. Recordemos que su cuñado es de la DEA y acaba de ser despedazado por cercar a Heisenberg. Tienes razón: solo Skyler lo sabe. Que lo sepa su hijo, uff. JOSÉ B.: el propio Molti dijo que se había equivocado, creo. Me encantaría ver más cosas (también españolas), pero es que hay vida más allá de las series. Veo lo que puedo y, al final, me he centrado en lo anglosajón sobre todo. OSKAR: Yo llevo peleando contra ese tópico también un tiempo. Parece que tras Los Soprano llegó la nada… y no. Quedaban los finales de The Shield, The Wire o BSG, llegaron Dexter, In Treatment, Mad Men, The Pacific…JORGE: 🙂

    Responder
  14. giLiXiTa

    Hola!!Permíteme presentarme soy Gillian Administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirmeÉxitos con tu blog.Gillian Silvagilixitana@hotmail.com

    Responder
  15. juan

    Si ya la historia es acojonante y los actores soberbios hay "pequeños" detalles que para mi le dan el toque sublime a BB,me refiero a la fotografia,la banda sonora,la utilización del macro con la camara.Es una pasada.

    Responder
  16. Maribel

    Pfff sólo puedo decir una cosa: BRUTAL. La temporada entera y en especial los 5 últimos episodios, no ha habido ni uno que no terminara de forma cardíaca y que a la vez, no abriera otra "brecha" inesperada en esa trama que tan ahogada parece ya. El futuro de estos personajes ya no pasa por mantener su secreto a buen recaudo, sino en sobrevivir.No sé como aguantaré hasta marzo del año que viene.Creo que Mike va a ser la clave que resuelva la situación tan jodida en que ha terminado Walter. Está claro que con Gale muerto, le perdonarán la vida y va a seguir trabajando para Gus, al menos hasta que se le ocurra algo para quitárselo de en medio. Y creo que va a ser Mike quien le ayudará, que hasta 3 veces dice "lo siento mucho"; Creo que tan reveladora es la escena que empieza en los globos y luego en el tiroteo, para mostrarnos hasta dónde puede llegar su fría resolución para matar, como en el último diálogo con Walt, que en cierto modo tb se le nota que no quiere matarlo. Cambiará de chaqueta.No me enrollo más. Me ha encantado la crítica del episodio. Te agradezco el seguimiento q le das, para mí ya es igual de esencial para disfrutar de esta serie, el poder comentarla después. Un saludo!

    Responder
  17. Pablo

    Es cierto, no gira la pistola sino que es un giro de cámara. Giro de cámara que hace que nos pongamos, en primera persona, en el lugar de Gale y que seamos los que recibimos el disparo. Así como el final de Los Soprano, la temporada terminó con lo último que veía un personaje. Esos tres o cuatro grados de giro del punto de vista han sido, por sí mismos, mucho más geniales que los giros de 360º de tanta serie barata, dados sólo con el fin de enganchar a la audiencia, que nos dejaban en el mismo lugar que antes sólo que un poco más mareados (como todo giro de 360º, por cierto). Via la tele

    Responder
  18. lachicaquemira

    Estaba esperando verlo para leerte… Aún tengo que digerirlo, lo único claro es que realmente es lo mejor que se emite actuamente.Gus y Mike, están creciendo tanto que en una temporada más están a la altura del dúo Heisenberg-Pinkman. ¿Es una producción plagada de genios? Porque no hay detalle imperfecto…

    Responder
  19. Nahum

    JUAN: Está muy, muy bien dirigida. A mí me gustan mucho los sonidos (fíjate en la tetera de la última escena, por ejemplo). MARIBEL: Bueno, bueno, lo del secreto aún puede traer tardes de gloria cuando Hank se entere, ojito. Y Mike, joer, es un personaje de mucha más entidad de lo que parecía. No es un matón al uso. Creo que, en parte, siente cariño por Walter, ¿no?PABLO: jeje, los giros de 360º te devuelven al lugar de inicio. LACHICAQUEMIRA: Esta temporada desde luego que ha sido perfecta. Y lo dicho antes: Mike, a diferencia de los Moncada, ha ido ganando mucho peso dramático. De Gus ya se sabía.

    Responder
  20. WATANABE

    Por fin he podido disfrutar del final de la serie y estoy fascinado con la inteligencia con que Gilian saca a sus personajes de los atolladeros en los que los mete. Una entrada a la altura de la serie, en cuanto asiente el final en mi cabeza me pongo manos a la obra con el post. Sigo sin comprender la conexión que tiene Walter con Jesse que le hace jugarse la vida por él. Aún así disfruto igualmente la serie.

    Responder
  21. JVL

    Yo solo quiero dejar un pequeño apunte ya que no voy a decir mas de lo que ya habeis mencionado: OBRA MAESTRA!! Lo que quería decir es sobre lo que comentais del avión en la 2ª temporada. Toda la temporada se nos muestran avances de lo que ha sido una catastrofe en la casa de los White…y aunque el desenlace sea distinto al esperado, la catastrofe sigue ahi. Ese es el momento en que Walter se da cuenta de lo que ha hecho, su esposa le deja en ese momento, y un accidente de avión se porduce por su culpa. Creo que ese arco argumental es parte del gran recorrido de los personajes (lo mejor de la serie). Es el primer gran cambio brusco de lso personajes, a partir de ese accidente los sentimiento de culpa de Jesse crecen, y desde entonces nos parece mas sensible. Para Walter creo que la metafora puede ser aun mayor, ese avion esta apunto de destruir su casa por sus actos, al igual que esa droga destruye su familia en ese mismo instante.

    Responder
  22. lacomunidadsecreta

    WATANABE, no me resisto a comentarte sobre el vínculo entre Walter y Jesse, para mi es obvio que Jesse es el "hijo bastardo" de Heisenberg, no de Walter, sino de su alter ego oscuro, de hecho es Heisenberg (y no White, que le rechaza tanto como rechaza ese lado suyo) quién siempre salva a Jesse, es éste quién en la conversación con el padre de Jane habla sobre Jesse como tal, y en FLY le explica al propio Jesse que en ese momento (cuando vio morir a Jane para proteger a Jesse) escogió la familia, porque Jesse es la única familia de Heisenberg, la familia de Walter no toleraría ese lado de Walter (sólo hay que recordar la escena de la fiesta en la piscina o el alejamiento de Skyler al descubrirlo) Jesse es la persona que mejor le conoce en el mundo y aún viendo su oscuridad, continua a su lado, de hecho creo que la respuesta sigue siendo la que le dá a Gus al principio, "puedo confiar en él", sabe que Jesse le necesita demasiado,(de hecho Jane era el modo en que Jesse podía alejarse de su necesidad de él, en cierto modo su muerte no solo era para proteger a Jesse, sino también para mantener el control sobre Jesse manteniéndose como su único apoyo)sabe que puede contar totalmente con Jesse, que éste le apoyará incondicionalmente, resulta tan penoso como trágico que, cuando Walter se esconde en si mismo, (probablemente asustado de las consecuencias de sus actos en la segunda temporada y rechaza su lado Heisenberg y en consecuencia al propio Jesse, a pesar de que éste siempre está ahi, porque forma parte de él y no deja de salir para enfrentarse a Gus o mostrar su territorialidad) pero como decia Jesse al sentirse rechazado por Walter inmediatamente intenta ser un mini Walter intentando ganarse de nuevo su aprobación, tan patético como desesperado, ya que el propio Jesse sabe que en el fondo no puede salir nada bueno de ese vinculo, como le grita en esa escena terrible del hospital pero Jesse es un yonkie emocional ante todo, tan necesitado de afecto y aprobación y tan focalizado en Walter para obtenerlo que hará cualquier cosa por él, como se ve al final, incluso entregarle su propia alma haciendo lo que va en contra de su esencia,matando a un absoluto inocente, y la serie nos ha mostrado que Pinkman no es capaz ni de matar un insecto….

    Responder
  23. lacomunidadsecreta

    y estoy de acuerdo con JVL, el accidente de la segunda temporada, al igual que la trama del padre de Jane son claves, solo que depende de en qué decidas centrar tu atención, si se hace en la trama objetiva no parece tener mayor trascendencia, pero esta es una serie profundamente psicológica, sólo hay que leer los comentarios de Gillian para percibir que son los aspectos que más le interesan, por ello ese accidente es el eje de toda la segunda temporada, las consecuencias de los actos egoistas de White/Heisenberg, es la peor de las catástrofes, y no tanto por las muertes que provoca, que también, sino por el punto de inflexión que es para el protagonista, de nuevo en FLY (un capitulo impresionante en mi opinión, ya que se focaliza en esta perspectiva más psicológica de la serie, algo muy arriesgado y que supongo que por eso no ha gustado en general) Walter comprende al fin que es en ese instante (el instante en que su "lado oscuro", manipulador, dominante, egoista, incapaz de dejar marchar a Jesse, pero no por cariño, como quizá Jesse podría llegar a creer si descubre la verdad y decide justificar a Walter, sino porque es el tipo de padre devorador, que no dejará que Jesse deje de necesitarle porque le necesita él, Heisenberg no puede fiarse de nadie más, y quizá tambien tenga su corazoncito ya que al fin y al cabo la familia de Walter, ¿sería capaz de querer ese lado suyo? sin duda Jesse si, es un tema de lo más complejo, el de las motivaciones de Walter en ese momento), en el momento en que dejó morir a Jane cuando "todo se contaminó", las consecuencias a corto plazo son una catástrofe terrible, a largo plazo probablemente lo mismo…sigue pareciendome soberbio ese final de la segunda temporada, y además entroncado directamente con el final de la tercera, (hay una estructura temporal continua en espiral en la serie que me parece fascinante) el modo en que Walter se queda solo e intenta seguir creyendo que "no es malo" (es algo que le caracteriza, siempre se ve "blanco", bueno, hasta que pasa lo de Jane, que no deja de ser el momento en que Heisenberg tomó el control para proteger a "su" familia, a Pinkman, y por eso Walter le desprecia, porque sigue odiando ese lado suyo, es una dualidad tan compleja como fascinadora) que sigue siendo un buen hombre en circunstancias complejas, pero su culpa le estalla literalmente encima cubriendole de escombros… me parece genial, me sorprende que veais tramposo ese final cuando si tomas la historia como lo que yo creo que es (y no sólo basandome en mi observación de la misma sino en los comentarios de su creador), el relato de la degradación moral y psicológica de un hombre normal, ese momento es clave, en la tercera temporada no dejan que lo olvidemos, ese fue el momento y el accidente de avión es casi simbólico, ese momento previo a la muerte de Jane, el encuentro de dos padres desesperados y asustados,cuando Heisenberg toma el control de White porque es lo único que éste tiene, White tiene una familia, una familia que rechazaría a Heisenberg y la única persona en el mundo que conoce la oscuridad de su alma y aún asi le es incondicional es ese niño perdido que es Pinkman, asi que escoge a su familia, escoge protegerla, y de nuevo, como hace como Walter, las medidas que toma son extremas, solo que Heisenberg es un alter ego mucho más duro, mucho más terrible, el final de ese accidente, ¡el osito rosa es tan claro como metáfora visual del propio Pinkman!como tú comentabas, la metástasis de Walter era exterior y a quien contamina más directamente es sobre todo a Jesse, que Gillian describe como el eje moral de la serie, el personaje más puro de la misma, que mantiene su inocencia a pesar de sus intentos por ser "peligroso", sin Jesse, Heisenberg sería un monstruo, le necesita, además es "su" familia, pero al mismo tiempo le devora, es una dinámica compleja pero cautivadora, en fin, disculpa la extensión de mi comentario, me temo que Breaking Bad me tiene subyugada ¡y me cuesta controlar mi entusiasmo!

    Responder
  24. pikys

    Esta serie me ha impresionado y aun mas, ver que comparto tantas y tantas opiniones con tanta gente.lacomunidadsecreta yo no habria podido definir mejor.

    Responder
  25. Anonymous

    Me encanta la novia de Jesse…(quizás por su peinado y nariz igual que Cleopatra).Me temia que acabaria así (al meterse el tremendo chute de "mezcla")Bueno,no habia visto una serie tan original", muestra la "realidad" del mundo de las drogas entre otras.La verdad es que no tiene desperdicioSalu2!

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Breaking Bad se consagra en el Olimpo | Diamantes en serie
  2.  El vuelo de Ícaro | Diamantes en serie
  3.  Amar a Walter White, odiar a Walter White
  4.  Amar a Walter White, odiar a Walter White (Jot Down Cultural Magazine) | Diamantes en serie
  5.  Alrededor de las ruinas de ese colosal naufragio (Breaking Bad, 5.14.) | Diamantes en serie
  6.  Breaking Goodman | Diamantes en serie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *