, archivado en Misfits ,

La clave del éxito de Misfits radica en su rareza. En la mezcla. De géneros y referentes. Se presenta como drama juvenil (Skins), pero se disfraza de cine fantástico (Héroes); empieza flirteando con zombies y acaba homenajeando a Hitchcock; combina un humor canalla y choni con la sátira sociológica… Misfits juega al despiste y ahí está la gracia: 

Como buen producto de la E4 británica, el espectador viene avisado de la presencia de violencia, sexo y lo que en los países anglosajones llaman “strong language”. Marca de la casa (Shameless, Skins, Dead Set, Red Riding). La serie cautiva desde el inicio gracias a una banda sonora muy enérgica, a una fotografía extrañamente grisácea y, sobre todo, a unos personajes dibujados con mucha vida y mucho salero. Una panda de chavales que cubren casi todo el abanico de jóvenes inadaptados y problemáticos. Todos tienen su aquel entrañable, pero el sarcástico Nathan se hace irresistible a una media de cinco o seis frases memorables por capítulo (aquí las recopilan todas).

 

(A partir de aquí, algún detalle concreto de la trama y del final)

Con ese puntito de realismo de suburbio, con esa intriga sobrenatural y ese cadáver en el jardín, Misfits va jugando astutamente con el espectador. Porque los súperpoderes no son más que una excusa para establecer relaciones humanas entre los personajes. Es más, algunos como los de Alisha y Curtis son casi una maldición, como evidencia el frenético ejercicio narrativo del 1.4. (una adaptación, por cierto, de la película Corre, Lola, Corre). Además, Misfits equilibra la dinámica de grupo con las aventuras amorosas que van surgiendo; especialmente tiernas, por inesperadas, me parecieron las de Nathan y Kelly, dos tipos que aparentaban menos sensibilidad que un dedo amputado…

 

 

El portentoso cierre de la serie (un homenaje al célebre “Final Escape” de Alfred Hitchcock Presents) es inteligente porque nos desvela un enigma no resuelto (el don de Nathan) y dispara la trama hacia una segunda temporada. Además, en estos inesperados, divertidos y trágicos minutos finales se condensa la razón de ser de los personajes y de toda la serie:

 

“¡Somos jóvenes! Se supone que bebemos demasiado. Se supone que tenemos una mala actitud (…) Estamos diseñados para la fiesta. Es así. Sí, unos pocos tendremos sobredosis o nos volveremos locos. Pero Charles Darwin dijo que no puedes hacer una tortilla sin romper algunos huevos. ¡Y de eso se trata todo esto: de romper huevos! (…) Lo teníamos todo. La hemos jodido más y mejor que cualquier otra generación. ¡Éramos tan hermosos!”.

Los jóvenes de Misfits son personajes que no quieren crecer. Apología de la irresponsabilidad, dirán los padres; “complejo de Peter Pan“, lo llaman los sociólogos. Por eso, no es casualidad que el juego de referentes incluya la constante confusión de Simon con Barrie, el nombre del autor del país de Nunca Jamás. “Sálvame, Barrie“, le grita Nathan antes de morir.

Tus plegarias han sido escuchadas, amigo. ¡¡Que siga la fiesta!!

También te puede interesar

21 Comentarios

  1. Alfon Swearengen

    Me hace mucha ilusión que comentes esta serie. Porque ayer anoche me tragué el primer capítulo y me quedé como el cantante de Sidonie: fa fa fa fa fascinado.Joderr. Es una de esas ideas que le hubieran gustado hacer a uno. La serie respira conocimiento de causa y una gran frescura visual. Pero lo que más me ha gustado de esta serie es el hecho de que no se andan por las ramas.Me explico. Al haber tan pocos personajes y en grupo, la acción de la serie es tan vertiginosa que parece una autopista en la que apenas hay salidas. Sólo existen paradas de autoservicio para cincelar de forma precisa y rápida a los persoanejes. Sin caer en la grandilocuencia. Y rápidamente, los guionistas nos vuelven a meter en el carril de aceleración. Aquí no existe la posibilidad de aburrirse con tramas secundarias que se entremezclan con la principal. No hay unos escaletistas que juegan a encajar cientos de posits de colores. Aquí van directos a la yugular. Sin duda es una serie de nuestro tiempo. Como muy bien dices Alberto, aquí se dan cita lo mejor de la execrable Héroes, Shameless, El club de los cinco y Viento en las velas. Bravo, bravo y bravo por Channel 4.

    Responder
  2. satrian

    He disfrutado mucho con la serie, escenas bizarras como la de la mujer que rejuvenecía, y momentos musicales como el de Smack my bitch up, vive rápido y deja un cadáver bonito, pero ten cuidado no pertenezcas al clan McCloud sin tú saberlo.

    Responder
  3. OsKar108

    La tengo enterita dispuesto a verla en cuanto pueda, que por lo que os he ido leyendo me parece muy interesante.¡Saludos!

    Responder
  4. Moltisanti

    Es la serie del momento y llevo unos días meditando seriamente si comenzarla o no. son solo 6 episodios y me pica mucho.

    Responder
  5. Adri

    Todos los que os habéis puesto con ella habláis tan bien de Mistfist que al final va a haber que darle una oportunidad y todo!Ais.. no tengo tiempo para más! xD

    Responder
  6. Jaina

    Yo me estoy bajando ya los capítulos para verlos esta Navidad, tu comentario en Twitter me terminó de animar y que sea tan corta, también jeje!

    Responder
  7. Nahum

    ALFON: La verdad es qeu podíamos unir tu crítica a la mía y venderlas en pares, jeje. Así todo el mundo le da una oportunidad. Vuelve cuando veas el último capítulo, ya verás. SATRIAN: Te veo hilando muy fino, jeje, McCloud. El momento Prodigy es genial, con los tres mosqueteros contra el clan del "Amo a Laura"…MOLTI, ADRI, OSKAR, JAINA: Es algo diferente y refrescante. Creo que os gustará, la verdad. Os leo en cuanto la devoréis (es cortita, lo mejor de las series inglesas).

    Responder
  8. Sunne

    Estoy viéndola y me encanta, pero de manera que no me esperaba, estoy tan cegado que te diría que es mi favorita porque me lo paso pipa con todos y sobretodo con la música.

    Responder
  9. PiliHalliwell

    Al principio no me llamaba nada la serie, no sabía ni qué iba, pero vi hace dos días el primer capítulo y lo flipé.Lo que me gusta de las series inglesas es que a pesar de crear personajes geniales a los que se coge cariño, nunca son perfectos, es más suelen ser hasta desagradables. Nathan de lo peor que hay pero no puedes evitar quererlo.Yo lo del don de Nathan me lo olí entre un spoiler que me tragué 8la gente de tumblr no tiene cabeza) ya me quedé pensando que era lo más lógico y acerté.

    Responder
  10. Peter Petrelli

    No he visto Dexter, pero Misfits puede ser el gran final del año!! Vaya ultimo capitulo, colega!!LA empece a ver el otro dia siguiendo tu recomendacion y se ve en dos noches. Musica ritmo, intriga, divertida, y capaz de sorprenderme en cada capitulo. !Gran serie!

    Responder
  11. Mai

    A mi esta serie me duró dos dias, el 1º me vi los cinco capitulos q habia y l 2º vi el finalazo, q gran serie me he quedado con ganas de mucho +saludos!!

    Responder
  12. Sunne

    Acabo de terminar la serie y he vuelto a leer el post entero. Bravo plas plas plas. Lo has plasmado, clavado. Perfecto cierre para una serie que me ha parecido super fresca.El último discurso de Nathan grandioso, no deja de decirnos que estamos echándonos a perder.Somos la generación de padres separados que diría Tyler Durden.

    Responder
  13. missmole

    Y por eso Simon lo deja caer verdad? Jejeje, eso creo yo al menos. Odié a Nathan ya desde el piloto …La vi del tirón hace unos días y no defrauda en absoluto, es muy original y tiene algunos momentos memorables.A esperar que haya una segunda temporada porque si no el pobre Nathan se va a quedar sin bateria!!

    Responder
  14. juan

    crear un personaje como nathan,tan odioso y simpatico al mismo tiempo es un acierto,el actor lo borda,tiene gestos de verdadero talento.cuando una serie me gusta no soporto que tenga tan pocos episodios,aunque al ir directos al grano nos ahorra momentos basura.aun no se si esto es bueno o malo,pero creo que nadie se hubiera quejado si en vez de 6 hubieran sido 12.

    Responder
  15. Brian Edward Hyde

    Me ha encantado todo: los personajes, las tramas, la música, el ritmo, el vocabulario pasado de rosca, los malos (esos mojigatos!!!!)… y las posibilidades que abre para hacer toda una serie. Y la inteligencia que han tenido al escribir la serie para tenerlo atado sin dejarse presupuestos millonarios, además de un casting impresionante (algo a lo que, por otra parte, nos está malacostumbrando Channel 4). Un gran descubrimiento, merecido homenaje. Saludos de año nuevo 🙂

    Responder
  16. Nahum

    SUNNE: ja, me alegro de que te haya gustado. Las british siempre te molan, eh. LASERIE: Yo no sé aún si es la que más me ha gustado (hago ese balance al final de temporada) pero sí que me ha parecido de lo más refrescante. PILIHALLIWELL: Yo no me esperaba lo de Nathan, la verdad. Sobre todo porque lo de los poderes acaba siendo una excusa narrativa. Pero engancha desde el minuto uno, con ese estilo tan cañero que tiene toda la serie, tanto visual como musicalmente. MAI: Además, como las series británicas con cortitas, nunca se pueden hacer largas, ¿verdad? SICKBOY: ¡¡mil gracias por el enlace!! La música es un tanto por ciento alto del éxito de la serie, como en Skins. MISSMOLE: Pues yo adoré a Nathan desde el principio, desde su timbre de voz. Me parece el clásico chulo perdedor. Y a esos siempre les tengo cariño…JUAN: Ah, eso nunca se sabe. Los ingleses y la medición del tiempo. Nada de alargar las cosas innecesariamente. Ahí hay una tesis doctoral. BRIAN: Lo de los malos tipo "Amo a Laura" es muy perverso, jeje. Pero es la clave de ese complejo de Peter Pan que evidencia la serie. Subvertir el modelo… aunque como dice Nathan, acaben muriendo de sobredosis. Carpe diem y muere pronto.

    Responder
  17. Hache

    Acabo de terminar el último capítulo y me parece una serie brillante en todos los aspectos. En cuanto a guión, hay dos cositas que me han dejado con la mandíbula dislocada: ESPOILER ON- Los "poderes sobrenaturales" no son más que deseos cumplidos de cada uno de los personajes. Así, Simon siempre quiso ser invisible para evitar el bullying, Alisha deseaba tener a todos los tíos a sus pies, Curtis deseaba retroceder en el tiempo para cambiar su vida… – En el capítulo 4, cuando Curtis vuelve al "presente" ya nos anticiparon el don de Nathan, con esa pedazo de cicatriz ocasionada por Tony. Yo no me di cuenta, ya que, pensando en que todo tenía que ver con los deseos cumplidos, mi idea era que Nathan no tenía poderes porque no sabía qué quería en la vida. ESPOILER OFFSea como sea, me parece una serie excelente. Ahora, a esperar la segunda temporada. Un abrazo, Hache

    Responder
  18. Nahum

    HACHE: Muy interesante apunte. En efecto: los poderes son casi una maldición (a ver qué le depara a Nathan el suyo, por ejemplo). Y tendría que volver a ver el 1.4. para ese momento al que te refieres de Nathan. Es un detalle que se me escapó por completo. ¡Bien visto!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *