, archivado en Arrested Development

Si los hermanos Marx trabajaran para la televisión de ahora, habrían parido algo parecido a Arrested Development. El surrealismo se hace cine en esta comedia alocada sobre una familia disfuncional, pija hasta decir Armani, que se encuentra al borde de la quiebra económica, el escarnio público y el desastre emocional. 

Una cabecera “alternativa”:

 

Pero ya dijo Chaplin que la comedia contemplaba la vida en plano general –mientras que la tragedia estaba reservada para el primer plano–, por lo que Arrested Development siempre se toma esa distancia irónica que hace que el descalabro se convierta en carcajada constante. Alabada por la crítica, con una buena cosecha de premios, la serie no contó con gran éxito de público. La FOX la canceló en su tercera temporada, pese a los intentos metatelevisivos por salvarla (el aséptico narrador, Ron Howard, dirigiéndose a la audiencia en un capítulo precisamente titulado “Save Our Bluths”: “Cuenten a sus amigos sobre este show”). 

Un guión ingenioso, repleto de boutades y situaciones surrealistas, con una galería de personajes secundarios a cual más disparatado: un mago de todo a cien, un psicoanalista reciclado en actor, una hermana mega-ultra-solidaria-oshea, un hermano miope y bastante lentico, un estafador cabeza de familia reconvertido al judaísmo en la cárcel, una madre desequilibrada, un sobrino ingenuo y enamoradizo, una sobrina maquiavélica y, para colmo, un niño chino adoptado al que llaman “Hola” en chino. Ufff.

Con esta estampa, Arrested Development se llena de momentos hilarantes que nacen de una contemplación extrañada de la cotidianidad, como si el día a día fuera un espacio alucinado del que no se puede escapar.

10 Comentarios

  1. Jon

    Buenísimo, Alberto. Tras leer tu descripción de los personajes secundarios… me han entrado unas ganas muy serias de ver \”Arrested Development\”.

    Responder
  2. seriéfilo

    y mira que me atrae, pero me niego a ver una serie durante tres temporadas y que me dejen con cara de imbecil sin tener un final. Si hacen por fin la peli quizás me anime.

    Responder
  3. Mauro

    @seriefilo: no te confundas, que la hayan cancelado no siginifica que no tenga final. El final de la tercera temporada si bien es un pelin abrupto a mi me parecio bastante bueno (para el poco tiempo que tuvieron para escribirlo). Y aunque no tuviese final, Arrested Development vale la pena.

    Responder
  4. gema

    El descubrimiento del año!!!A falta de una temporada, me parece mantiene como ninguna otra serie un ritmo de diálogos inteligentes brillante. Fascinada me tiene! Los personajes son realmente geniales, Lindsay, que sería un personaje de lujo en cualquier serie, pasa desapercibida en esta eclipsada por los demás (a mi me parece…)Vamos, que me encantaría pertenecer a la familia Bluth!

    Responder
  5. Nahum

    JON: es un desparrame… con inteligencia. Una cosa rara, que funciona. SERIÉFILO: Mauro, como siempre, tiene toda la razón. Aparte de que sí tiene un final, las cancelaciones creo que afectan mucho menos a las comedias. Además, aquí hasta lo integran en la trama. JAINA: A por ella, yo creo que te gustará. GEMA, por Dios, ¡pertenecer a los Bluth! Eso sí que sería una ruina, jeje.

    Responder
  6. Kratos

    Mi hermano tiene las tres temporadas, asi que seguro que acabo viendola, tiene buena pinta.Salu2!

    Responder
  7. Peter Petrelli

    Pues mira que yola vi animado por mucha gente y no le vi la gracia.Me decepciono y me parecio que su prestigio era exagerado!Solo vi los tres o cuatro primeros capitulos, pero quiza le de otra oportunidad.

    Responder
  8. Eldemo

    Guardadita la tengo esperando un momento para poder empezar a verla.Eso sí, antes tenía ganas de verla pero es que ahora las has multiplicado por cien xD

    Responder

Responder a Kratos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *