, archivado en Artículos ,

Portada Ficciones cercanas

Bajo un calor intenso, tropical, la vida en Brisbane comienza a tomar forma. Ya tengo mi despacho en la University of Queensland y todo en orden para zambullirme en el trabajo duro.

Conducir por la izquierda me ha hecho regresar a la inseguridad vial de los 18 años. No hay canguros en mi jardín, pero sí asoman comadrejas en los árboles mientras tendemos la ropa por la noche, algún brush turkeys se pavonea, chulito él, por nuestro jardín y unas señoras arañas tejen a su antojo por doquier. Con tanta florifauna, lo sorprendente es que no haya ni un solo bicho en casa. Bendita civilización.

Hasta que logre entrar en rutina académica, unas letras breves para traer un par de publicaciones recientes.

La primera es un artículo para un libro editado por Giancarlo Cappello que ha visto la luz hace poquito. Bajo el título Ficciones cercanas. Televisión, narración y espíritu de los tiempos, el libro ofrece un ramillete de ensayos que discurren desde lo cultural hasta lo narrativo examinando series como Black MirrorTrue Detective, Breaking Bad, The Walking Dead o Glee. Aquí se puede ver una breve explicación a cargo del propio Giancarlo y acá puede accederse al artículo de Julio César Mateus.

Mi aportación, que presenté por aquí hace más de un año en borrador, lleva por título “El paisaje en el policíaco de la tercera edad dorada de la televisión“. Descargable en academia.edu y Researchgate, as usual.

comprar-libro-basilio-martin-patino-madrid-rompeolas-de-todas-las-espanas

Y aprovecho este Pisuerga para acercarme a esa fusión de Castilla vieja y de vanguardia que fue Basilio Martín Patino. Como muchos lectores de este blog saben, mi tesis doctoral y mi primer libro versaron sobre su figura. Falleció el pasado verano. Tuve con él dos larguísimas conversaciones antes y después de mi tesis, en su bella casa en el centro de Madrid. Era un hombre afable y un explorador intelectual incansable. Con buen ojo y una rapidez de reflejos envidiable, la editorial La Fábrica montó una exposición sobre Martín Patino y la acompañó de un jugoso volumen para amantes del documental, la no-ficción y sus piruetas. Aquí está mi contribución para ese libro, también en Acceso Abierto: “La frontera y el hechizo de la eterna pregunta“.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *